domingo, 19 de agosto de 2007

oyéme...




Óyeme, discúlpame.

Los días de lluvia no tengas en cuenta mi silencio...rescato mis emociones escondidas, mis humores invisibles. Le doy reposo a mi coraza.

Abro pequeñas cajitas almacenadas sin numerar con tapa de cristal.


Óyeme, dispénsame.

Me alejo de ti, a través de mi ventana, adentrándome por bosques nemorosos, recorro montañas redondeadas, atravieso valles esquivos, ando entre trigales vencidos, cruzo ciudades silenciosas. La lluvia, tan obstinada, unifica mi paisaje imaginado.


Óyeme, escúchame.

Dicen que las personas que vuelan sin alas se reconocen entre ellas..te estoy mirando de cerca y tengo una duda razonable: tú, me acompañarías a volar?






.

35 comentarios:

thoti dijo...

.. la lluvia que nos invita a estar quietos o a huir despavoridos por temor a empaparnos de vida.. a quedarnos en calma y a escuchar fuera de nosotros.. a veces, hasta a escucharnos.. incluso puede que hasta nos acerque a la otra acera, donde otras personas, como nosotros, con sus temores y sus dudas, se refugian..
.. besitos de lluvia alcachofados (¿existen?).. :-)

Gwynette dijo...

Naturalmente !!!! :-)

ahhh dijo...

Yo te acompaño con mucho gusto!
Aunque no tengo unas alas como las tuyas colgadas en el armario. Pero tampoco son imprescindibles, ¿verdad?

Yo hago como el Principito (esa X que dices ver en mi blog, je,je) y vuelo por mundos que de tan pequeños como son, parecen enoooooooooormes!!!

un petonet carxofeta.
(ens trobem per allà dalt ;-)

Palmira dijo...

Los dias de lluvia, totalmente perdidos y sin razón. A través de esta ventana, tan acuosa, con la playa tan cerca mio y no poder ni caminar por ella,ni tocar la arena llena de pedacitos de nuestros pies. En estos días tristes la separación re-viene a mi, la actual, como una antigua historia ya consumada. Esta vez con otro cuerpo y otra mirada. (Lee entre lineas)

el angel de las mil violetas dijo...

los dias de lluvia, invitan a la reflexión, a la melancolía.
Muchos besitos con olor a violetas!

Viuda de Tantamount dijo...

Erase una vez que se era, un hombre que me inundaba a mensajes preguntando a qué hora quieres que llueva?

B x C

Nootka dijo...

A veces, los que parece que no vuelan, son los que más están volando.
A veces te venden alas de plástico, los que te dicen que saben volar contigo.
A veces es díficil aterrizar. Y si alunizas ya te quedas ahí, en la luna, porque la luz plateada nos hace parecer mucho más bellos.

Arcángel Mirón dijo...

Ayer puse en mi blog un texto parecido!!

Estamos para adentro.

:)

Álter dijo...

La lluvia es vida para nosotros los "desérticons". No hay nostalgia en ella, hoy no. Trae alegrías con zapatos mojados, risas de cabello escurriendo, corazones alegres y manos entrelazadas húmedas de amor y besos.
La lluvia es maná del cielo, para nuestro paisaje sediento.

Besos amiga ¡AH! y respecto de tu pregunta sobre el Yolyamanitzin, es un nombre náhuatl, y en español significa: "persona considerada"

Bambola dijo...

añoro la lluvia....


Óyeme, escuchame...:))

las almas voladoras se conocen, que verdad :)

besos :)

JuanMa dijo...

Volar sin alas, contigo, en un día de lluvia...

Si rechaza la oferta es para matarlo.

Besos.

Tesa dijo...

Huelo la lluvia en el aire, la presiento. Me gustan los días lluviosos, pero sin viento. Los días de lluvia mansa le van bien a mi melancolía.
También suelo abrir los cajoncitos más frágiles de mis recuerdos.

El vuelo, mejor rasante para no perder la perspectiva.
Besos.

el nombre... dijo...

una duda más que razonable...

justamente, uno se reconoce con el otro, cuando tiene alas en el alma... como esa canción maravillosa de Julia Zenko, admirable...
y recuerdo también "El lado oscuro del corazón", con poemas de girondo...

estamos cerca, mi alcachofa!!!

hermosas tus palabras. como siempre.

Edanmir dijo...

Vuelo entre tus palabras y me llevan casi donde va tu imaginación. Salu2

aminuscula dijo...

Difícil decirte que no si lo preguntas de esta manera.

Un beso

Lucía dijo...

Llueva o haga sol volaré contigo, Gwynette.
Besos.

Indigo dijo...

Parece que la lluvia no deja indiferente a nadie... a mí tampoco.
Besos

ynarud dijo...

Tengo en la cómoda, dos cajoncitos para mis adentros... esperando ansiosos que la lluvia aparezca, tras el cristal de la ventana mientras escuchan mis pasos acercándose y mis manos los dejan libres...

;)

LlunA dijo...

hay tantos angeles sin reino en esta vida...tantas alas sin dueño...
Me gustaron mucho tus palabras, Un besote

churra dijo...

Estoy convencida que las personas que van con alas se reconocen entre ellas , incluso las que vamos sin alas las reconocemos.
Yo nada mas verte me dije no pierdas de vista a esta . Tiene alas .
Un besote .

Valeria dijo...

Creo que volando con esta compañía, nunca se extravía el equipaje, no hay retrasos ni aglomeraciones... y a veces, aterrizas sin sentirlo. Es perfecta!
Un beso, Gwynette

nomesploraria dijo...

Hola Gwynette! que placer volver a recibir tus ráfagas de aire fresco.

petonets carxofeta

mandarina azul dijo...

Pidiéndolo como lo pides... cualquiera te dice que no.
Me alegra leerte de nuevo, y además así de voladora.

Un requetebeso, alcachofilla :)

Bohemia dijo...

tu sabes que me apunto a cualquier vuelo...

Adoro la lluvia...

BSS

Vade retro dijo...

Y qué más da si se vuela con alas o sin ellas en tanto se haga.

fgiucich dijo...

Volar bajo la lluvia es buscar un camino hacia el sol. Abrazos.

Tanhäuser dijo...

Si me das la mano para no dejarme caer, ¡por supuesto!
Carinyets

el otro, el mismo dijo...

alas colgadas en la puerta del armario, una pavorosa cita de cioran, una alcachofa traicionera y una G con al menos dos actividades paralelas, como yo.
volver�.

lou dijo...

esos días de lluvia, déjate empapar por tus silencios y báñate en tus humores, sin coraza. Disfruta (o no) de los recuerdos que guardas en la cajas con tapa de cristal, y viaja por tu paisaje unificado. A veces sola es mejor, otras en compañía del ser alado que reconozcas. Vigila que no sea una rana disfrazada de campanilla! A veces lo hacen... Lou

el nombre... dijo...

sólo pasé y te dejo un beso de lluvia, como vos lo describís.
HERMOSO.

adictaacruzarenrojo dijo...

Supongo que no hay nadie que pueda negarse a esa invitacion...no?
Un beso rojo alado

LE MOSQUITO dijo...

Saludos, Alcachofita de mi corazón.
Ya regresaré con tiempo para disfrutar de todas las entradas que me estoy perdiendo en esta ausencia tan dilatada.
:)

De cenizas dijo...

El agua desdibuja los contornos, los reblandece y confunde... ¿son lágrimas en los cristales? ¿Es el vaho del recuerdo el aliento cálido al otro lado?... Llueve, sí... pero fuera luce el sol.

¿Y si buceamos?

besos impermeables.

Entre mareas dijo...

Claro que te acompañaría a volar!
Una gran oportunidad; visitar con una guía experta, todos esos sitios fascinantes que acostumbras.
De hecho, cuando te leo ya lo hago.

Un abrazo

Irene dijo...

Siempre he dicho que los ángeles caídos no se pueden encontrar,pero a veces, sólo a veces, el milagro ocurre y se reconocen entre ellos y a veces agitan sus alas por la ciudad y su periferia.
No sé si esos seres que vuelan sin alas serán los mismos, no sé qué hacen esas alas colgadas en la puerta. No sé nada de nada, pero acepto tu invitación de volar. ¡Venga, vámonos arriba hacia las nubes!
Besitos