martes, 5 de febrero de 2008

noctámbula...



Noctámbula, revoloteaba por la estancia brillando con luz propia. O eso creía.
Cuando empezaron a aparecer otras luces, otros brillos más intensos.
Confundida, intentó la retirada, estampándose contra contra la barrera invisible del techo de cristal.

Estamos hablando, claro está, de la luciérnaga...

.

34 comentarios:

Vade retro dijo...

Me pregunto de qué estaría huyendo.

Bohemia dijo...

Tan optimistas las luciernagas, siempre empeñadas en alumbrarnos la oscuridad...me gustan...

Preciosa imagen...

muack!

Eva dijo...

Siempre corremos el peligro de que nos delumbren, pero hay luciérnagas que han nacido para ser ave fénix ;-)

Besos.

Carmen dijo...

y que se aleje de sus iguales... eso me recuerda mucho.

Un beso, bonita

TOROSALVAJE dijo...

Una retirada a tiempo es una victoria, poca gente lo aplica.

Besos.

El zorro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Churra dijo...

Pues no he luciernagueado yo veces ......
Un beso.

el nombre... dijo...

Ay! Eso le pasó por ver o por no soportar otros brillos más intensos?

Es bien difícil saber que nuestro brillo, aunque no sea el más luminoso, es el único que alumbra lo que necesitamos ver.
Y no huir de otras luces, que pueden ser/parecer más intensas, pero que si miramos tan fijamente, nos estrellan de seguro!


Mil lucecitas para vos, Luciérnaga encendida, siempre!

<< Lolylla >> dijo...

Porque esa luciernaga siga lumbrandote el camino, tu camino a seguir..

Un abrazo wapa!

De cenizas dijo...

Ya... pues suena a metáfora.... yo conozco alguna "luciérnaga" de esas.

besos

thoti dijo...

.. conocer lo que somos sin valorarnos de menos, pero tampoco de más, es la mejor de las luces..

.. un besito con luz propia, alcachofita..

nomesploraria dijo...

OHH les cuques de llum, ja casi han desaparegut. Com m'agrada trobar-les a les nits d'estiu. Es un esdeveniment extraordinari.

Et queda preciós aquest color de cabells.

el angel de las mil violetas dijo...

a mi los bichitos que vuela no me gustan...
Pero este post, si.

Mujer con piernas dijo...

Las alcachofas hacen que todo sepa más dulce...tus luciernagas pura magia atrapada.
Besos

Sombras en el corazón dijo...

Tenía que haber confiado más en su propia luz y darse cuenta de que era única.
Pero aún esta a tiempo ¿verdad?. Estoy convencida que salió vivita y coleando de la experiencia.
Aunque como mi luciérnaga particular, probablemente se dará algún mamporro mas. Pero de todo se aprende.

Un beso

CurroClint dijo...

Me perturba el techo de cristal...
Como si de un invernadero se tratara. No sé...
Besos

Jin dijo...

se ven cada vez menos luciérnagas. será un reflejo de estos tiempos?

gracias por ser tú una de esas rarezas, Gwynette!

Isabel dijo...

Hay demasiadas luciérnagas a nuestro alrededor,pero a veces no nos damos cuenta que nosotros también podemos acabar estrellados contra el sutil y transparente cristal de la impotencia.
Me ha gustado mucho,amiga.Un besazo.

gaitero en el exilio dijo...

siempre me fascinaron esos bichos, un colega mio hizo su proyecto fin de carrera pasando los genes fluorescentes de la luciernaga a una bacteria y de ahi a una planta...

da para mucho un bichito tan ñajo...

saludos, he vuelto

Mandarina azul dijo...

Si no fuera porque está tan claro que estamos hablando de la luciérnaga, te diría que qué preciosa metáfora la tuya, Alcachofilla.
;)

FER dijo...

Es lo que tiene la contaminación lumínica :-)

Besos luminosos

Nootka dijo...

Si ella lo decidió asi... lo de irse quiero decir. ¿Se hizo daño? ¿sobrevivió? Quiero imaginar que sí y que ahora vuela con sus hermanas luciernagas otra vez.

Lucía dijo...

La de la foto parece la cantante Tori Amos. ¿Será ella?

Maybe dijo...

No hay que dejarse encandilar por el brillo intenso de otras luces, lo importante es nuestra propia luz, que logre traspasar la barrera de cristal.
Saludos.

Hanna dijo...

Todo brilla, depende de la forma como miramos.

Besos

Piel de letras dijo...

Y es que uno se cree a veces el ombligo del mundo... pero nada, que va enseguida a estrellarse contra el parabrisas.

Saludísimos y apapachos

Abusus dijo...

Con luz propia, nada como brillar solo, en el día o en la noche, por eso la luciernaga es envidiable, porque ella puede darse ese lujo que muchos quisieran por solo vivir reflejando cosas y otros...
Un beso y saludos

carlota dijo...

Pobrecita, deslumbrada por otras luces...precioso post, foto y texto. Un abrazo.

shh... dijo...

qué es lo que la hizo huir?

lanobil, dijo...

La luciérnaga tendrá poca intensidad, pero es capaz de atraer, en tus manos, a todos estos curiosos, como yo. Un saludo y espero que puedas visitarme.

Fernando dijo...

Ya no quiero asaltar las nubes desde mi jaula
entregarte lo que olvidaste
como un susurro diluyéndose en mí,
he suspendido las palabras que tanto amas,
como luciérnagas, extintas luciérnagas
en mis manos tercas e ignorantes.

Me has recordado lo escrito hace algún tiempo.
Tus alcachofas siguen teniendo un excelente sabor.
Besos

errante dijo...

la de veces que me he estampado yo con barreras invisibles, pero sigo sin ver mis alas

Tanhäuser dijo...

La luz de la luciérnaga tiene un color distinto. Quizá las otras luces brillen más, pero no se ven igual.

Besos

ahhh dijo...

Claro.....la luciérnaga........
;-)