sábado, 12 de julio de 2008

la rutina...


La rutina -mecanismo de aburrimiento- se instaló de manera tan sólida en su vida, que, por hacer algo, por mera rutina, creó un fichero de costumbres.
Tituló la carpeta: Rutinas Gratis. La guardó en Mis Documentos. para tener el archivo a mano y así poder ampliarlo o por si alguna rutina rebelde, se le traspapelaba.
Las tenía clasificadas de la
A a la Z.
Cuando aparecía una nueva, no podía sorprenderse porque entonces ya no entraba en el apartado: Rutinas
Pero el hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas, de forma casi automática, una mañana de Enero se alteró sin razón aparente.
Se puso la bolsa del súper en la cabeza, cogió el metro en hora punta, y se fue a su trabajo donde desempeñaba un cargo de ejecutiva sin brillo.
Contra todo pronóstico, desde el mismo instante que cruzó la puerta
con toda dignidad,
se hizo respetar.




“La vida es un proceso continuo en el que elegimos entre la seguridad -por miedo y necesidad de protección- y el riesgo -para lograr progreso y crecimiento-
Si algo te asusta, hazlo.

Abraham Maslow

.

25 comentarios:

Camille Stein dijo...

habría que reivindicar más la locura para combatir estos dispositivos de rutina tan interiorizados

... el caso es que la rutina no haya ahogado ya esta locura, esta espontaneidad

así que conviene practicar de vez en cuando

:)

Arcángel Mirón dijo...

Es que la rutina es taaaaan cómoda... hasta que se transforma en la soga anudada alrededor de nuestra garganta.

Enredada dijo...

Animarse a más... salir de las rutinas, de las cuevas en las que aveces nos escondemos del mundo y volar...
hermosooo!

Eva dijo...

Excelente texto y genial foto.

Es que la rutina es taaaan cómoda. Yo no sé que haría sin ella. El aburrimiento es un impedimento minúsculo en comparación con la seguridd que la rutina proporciona.

Besos.

Mandarina azul dijo...

Alcachofilla, muy buena tu versión del liarse la manta a la cabeza...
Y muy sabio el consejo de Maslow.

¡Muac! :)

De cenizas dijo...

Muy bueno, pero...¿tú lo harías? Yo, no... aunque mis alumnos me lo agradecerían eternamente, y no creo que ganara en respeto....

ptonets.

Tesa dijo...

En cuanto las rutinas se amontonan me quito la bolsa de la cabeza, las meto a todas en ella y las tiro al contenedor de las basuras.

Siempre sigo el consejo del señor Maslow, soy una loca de atar.

Todavía estoy a medio camino.

Besos.

...antidoto esencial dijo...

Hay vidas en las que la rutina se busca como el agua cuando hay sed. De encrucijada en encrucijada, se agradece la normalidad. Aunque yo, quizá de manera inconsciente, haga como Tesa y la tire a la basura. Sin querer, la rutina me rehuye. Y eso me hace sentir viva.

FER dijo...

Me da que todos andamos un poco en crisis vital... Me suena el tema que tratas :-)

Mil besos

38 grados dijo...

mañana me voy al curre con una bolsa de ikea en la cabeza...pasado te cuento.

el nombre... dijo...

Si algo te asusta, hazlo!
No sabés en qué momento tan propicio llegué a tu casa, Gwynette!
A punto de dar el paso de mis desvelos en los últimos tiempos!
¿Cuál? Presentar un caso clínico ante un grupo de analistas, para poder estudiar más profundamente.
Eso implica hablar frente a otros, casi no, desnuda! y bueno, me da un vértigo que ni te cuento!
Lo he venido posponiendo por 3 meses al menos, y el sábado próximo: "Al agua, pato!"
Te aseguro que esto ocasionó en mi, (y sigue haciéndolo) una catarata de efectos colaterales muyyyy beneficiosos.
Excelente tu post,
y me suscribo a las palabras de Gilda, porque muchas veces nos apoltronamos en el sillón de la rutina cómoda...y así nunca crecemos!

besotes

Laluz dijo...

Me encantó la frase de Maslow, YA me la estoy copiando!!!!! Y tu post también me encantó! Voy a pensar lo de la bolsa eh?!
Besos

Piel de letras dijo...

Si algo me asusta... lo hago... voy a pensar detenidamente en la propuesta. Por que me asustan los terremotos. Y el dolor. Y algunas dos o tres mil cosas mas.
Jejeje
Besitos alcachofilla.

cuchhhi dijo...

entonces no destierro mis miedos...
los dejo en mi país para que de vez en cuando me arriesgue y les conozca, quizás me enamore de alguno.
besos

ynarud dijo...

La rutina es como una nuez, la miro, y decido comermela, no sin antes darle un golpe para saborearla... quizás no sea una rutina.

;)

La Gata Coqueta dijo...

Lo que me has hecho reir no tiene parangón, yo siempre que lo he necesitado me he puesto la famosa bolsa en la cabeza, yo soy yo y eso no me lo pone ni me quita mi verdadera personalidad, como yo nunca he tenido complejos por nada, la mente tiene que ser libre...y hacer en cada momento lo que se crea lo más necesario.

Un post entrenido sin pensarselo mucho y simpatico.
Bravo por ti.

Un besazo muy muy fuerte.

fgiucich dijo...

En el riesgo está la ganancia. Pero, romper la rutina, es , muchas veces, un largo ejercicio de aprendizaje. Muy bueno!!! Abrazos.

indigo dijo...

En ello estamos alcachofita. Parece más humano arriesgarse a arrepentirse de lo hecho que de lo no hecho, claro está dentro de un orden razonable.
Las rutinas, por otra parte, te salvan la vida muchas veces, te sujetan a este mundo.
Besotes, bonito post.

Sibyla dijo...

La rutina, en ocasiones se vuelve en una enemiga, asfixiándo nuestro derecho a la locura...

La fotografía me recordó a la película"La joven de la perla", eres tú?...

Besos princesa:)

LlunA dijo...

Me ha gustado! Romper sin miedo las rutinas diarias...dar un toque de locura y color a las horas, los días!!

;)

Bolero dijo...

Hoy has dado en el clavo, por lo menos en el mio
Me invade la rutina, me ahoga y ya está axfisiandome, pero no puedo hacer nada de nada
mas q seguir
es una pena pero asi es
muakkkkkkkkkkkkkkkk

Sombras en el corazón dijo...

Desde luego es más doloroso con el paso del tiempo quedarnos con las ganas de algo que no hemos hecho.
Esa duda infinita de "que hubiera sido si" se queda instalada de por vida perforándonos el ánimo.
Cuanta razón tienes.
Un abrazo

Inuit dijo...

Totalmente de acuerdo con la cita de Masloww siempre que el hacer no te desequilibre emocionalmente y psiquicamente.
Auroras con bolsa de supermercado ecológicas.

Meiga en Alaska dijo...

Me ha encantado el relato y sobre todo la cita de Maslow. Muy acertada para mí, especialmente hoy. Gracias.

troyana dijo...

Me ha encantado la cita de Maslow, la pienso interiorizar tal cual una oración.