sábado, 20 de junio de 2009

alma de blues...











Era nostálgico. Hizo de su nostalgia una condición de vida.
Leyó la frase de Miles Davis: "dejemos el blues para los blancos", y convirtió su vida en una estructura de blues clásico de doce compases.
Pero las ilusiones son personajes peligrosos y sin defectos.
En realidad era un negado para la música, y en su distorsión de la percepción sensorial se enredaba con la tristeza que envolvía su monótona y decepcionante vida de burócrata. Como contrapunto, murmuraba palabras en un largo lamento, que él creía baladas.
Cuando le preguntaban en que trabajaba, no sabía como definir su ocupación. Era un interventor administrativo que retenía un alma de bluesman.

.

24 comentarios:

Tony Amesty dijo...

Una preciosa historia....alma de un bluesman, alma de poeta.....

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Menuda distorsión.
De manual.

Besos.

fgiucich dijo...

Es que la nostalgia nos permite, muchas veces, sobrevivir. Abrazos.

eva-la-zarzamora dijo...

Entre nûmeros y letras componîa el monôtono blues de su existencia..
Abrazos

Emilio dijo...

Una mezcla imposible; hay cosas que uno nunca podrá llegar a ser.

Magnífica idea expresada en este relato.
Un saludo.

eMiLiA dijo...

alma de bluesman que le permitía evadirse un poco de la monotonía...


un besoo♥

De cenizas dijo...

Siempre hay un momento para un blues... incluso, a veces, una vida.


besos

JuanMa dijo...

Es que es tan fácil engañarse a uno mismo...

Has dado en el blanco, Arquera.

Muchos besos.

Lludria dijo...

"Las ilusiones son personajes peligrosos y sin defectos"... me encanta! Un enorme beso de domingo, Gwynette!

Franziska dijo...

Las ilusiones son el motor de nuestra vida. Sin ellas viviríamos como fósiles. El problema realista que, desde mi punto de vista, plantea es si las ilusiones llegan a convertirse en realidad dejan de ser ilusiones y es entonces cuando conocemos su cara fea y sus desplantes.

Juanlu dijo...

Necesidad de tener una seguridad en esta vida, mientras tu cabeza está pensando en otras historias...

Beatriz dijo...

Disfrutar aunque sólo sea de la ilusión de lo que siempre anhelamos. Deshacernos de la realidad y sumergirnos en utopías, a veces, es un excelente recurso
vital y convencernos de que podemos convertir un lamento en una balada , tal vez sea un buen ejercicio para desafiar la rutina.
Precioso tu texto
Un beso.

Paloma Zubieta López dijo...

¡Puff! Prefiero mil veces la monotonía de la nostalgia que el trabajo burocrático; no me extraña que por ello, este hombre se fugue... ¡bello y triste! Muchos besos a ritmo sincopado de jazz.

Sombras en el corazón dijo...

¡Cuantos de esos seres atrapados bajo la corbata veremos a diario!

Un abrazo, guapa :0)

Tumulario dijo...

"en su distorsión de la percepción sensorial se enredaba con la tristeza que envolvía su monótona y decepcionante vida de burócrata."

¿No creés, alcachofita, que era precisamente su aburrida vida de burocrata, la que le hacía buscar un escape en la ritmo sincopado del blues?

Un abrazo desde el túmulo

Nausicaa dijo...

Uis! De esos hay muchos, es una lástima que almas tan artísticas y bellas queden encerradas en vidas anodinas...

Ñoco Le Bolo dijo...

… con la mirada diciéndote…

Cabe tanto entre los doce compases que su vida no podría ser anodina.
Le iría bien un blues de blanco, por ejemplo, de John Mayall.

... besos azules hoy

CR & LMA
____________________________

Maybe dijo...

Creo que todos necesitamos un poco de ilusión y fantasía en nuestras vidas, un breve escape...
Saludos.

virgi dijo...

Me encantaría encontrar un empleado de banca (p. ej.)con alma de bluesman. Seguramente seríamos más amable mutuamente...¡ah, el blues!
Un rasgueo a tus ideas

Casilda dijo...

Ya es mala suerte esa falta de correspondencia ..
Un beso

Allá dijo...

que bajón ser blanco

Tesa dijo...

Yo conocí a un contable que soñaba con parajes exóticos mientras cuadraba los asientos, y a una mujer sensata con pensamientos salvajes que una vez al mes imaginaba que su bañera era un océno mar.

Era nostálgico...

Me encanta el blues.

Besos, Gwynette

Tanhäuser dijo...

Saps una cosa? Però és un secret, val?
M'he sentit així tantes vegades...

electra dijo...

que bonic i que càlid!
és com si t'acaronessin amb certesa i melòdicament.