sábado, 18 de julio de 2009

al fin y al cabo, persona...
























Ella se cree mi dueña, y yo, le sigo la corriente.

Damos un largo paseo todos los días, aunque no todo lo prolongado que ella quisiera, porque esa mujer, cuando sale de casa, nunca tiene prisa por volver.
Pero hay ciclos, -no sé qué problemas tendrá mi prójima-, que todo lo hace deprisa y corriendo. La correa con la que yo la paseo, está tensa todo el tiempo, y ella, puro nervio, tira de las riendas queriendo cruzar acelerada los semáforos en ámbar.
"Quieta!" -le digo-, y con expresión contrariada se pega obediente a mi lado esperando que el disco madure y el semáforo inteligente se convierta en verde brillante en cuarenta segundos. "Ya!", y cruzamos el paso peatonal como si le fuera la vida por llegar al otro lado.
La quiero porque es cariñosa, pero no me ciego en mi pasión de perra y reconozco que es bastante aburrida y primaria. No entiende el arte del callejeo, el deambular sin ton ni son no está hecho para ella. No, cuando pasea conmigo.
Concretando: tenemos distintos intereses, y paso a evidenciar nuestras diferencias.
Cuando se aproxima un compañero, confraternizamos con unos cuantos olisqueos, lo habitual en estos casos, y ella -que ya he dicho que es buena pero simple-, se impacienta si nos entretenemos en la ceremonia -empeora el ambiente si el que se acerca es un desconocido-, entonces balbucea un sonido repetitivo: "quita, quita!"...interrumpiéndonos con un tirón seco el acto mutuo de reconocimiento de feromonas.
Por no hablar
de la ignorancia total que posee sobre el placer de oler farolas. No sabe, no conoce, no detecta, las estelas que tienen imprimidas. No entiende de marcajes ni seguimientos.
En su desconocimiento sobre la especie -mi especie-, no percibe ni el sexo de mis camaradas, y vuelve a emitir el mismo sonido cuando se acercan nuevas figuras, correa en mano: "es perro o perra?, lo digo para no tener problemas".
Pero qué problemas?. Ella, es mi problema.
Si la dejo a su aire, su afición es detenerse frente a escaparates de colores, con la cara absorta se queda mirando...un cristal!, observa los precios, incluso se agacha para examinar los que quedan muy abajo, y vuelta a empezar diez pasos más allá. Cansina, su actividad me resulta muy cansina.
Sólo porque la quiero, no paso vergüenza ajena cuando en la práctica de esa actividad bobalicona se cruzan mis compañeros paseando a sus mascotas humanas.
Ella, la pobre, al fin y al cabo persona, es, en sí misma, mi dificultad, cuando juntas hacemos la ronda diaria.


Si os apetece participar:
Un amor realzado por la presencia de un animal particular, de una máscota.
la redaccion con los blogs

.

35 comentarios:

eMiLiA dijo...

Me gustó mucho el relato desde el otro punto de vista!

Un abrazoo

:)

De cenizas dijo...

¡Buenísimo!
Hacía tiempo que no leía una joyita así. va, unos días de vacaciones a mi parnaso particular :)


beso

virgi dijo...

¡Vaya! Pues yo creo que es lo más cercano al pensamiento de un perro.
Y además un perro inteligente y comprensivo.
Un beso para tí, una caricia al can.

TORO SALVAJE dijo...

Qué bueno, jajjaja.
La realidad vista por los perros.

Genial.

Besos.

Ananda Nilayan dijo...

Así es el mundo perruno!!! Lo digo por experiencia jajajaja. Y una cosa: nunca sacas a pasear al perro, nooooo, es el o ella quien te pasea, no lo olvidemos. Buen finde, beso con risas.

Madame Vaudeville dijo...

Jajaja. Me encanta cómo escribe usted, alcachofilla. Y yo que quiero un perrito desde hace.. buf... no me importaría que me criticase por humana... Je! Besazos de esta desaparecida que tímidamente reaparece. MUA!

eva-la-zarzamora dijo...

Muy bueno! En el fondo deben de pensar algo asi.. si supieran realmente los que tienen animales de compañia lo que éstos piensan,se asustarian (sonrio).

Besos.

Romina E. dijo...

Hermoso... Amo a los perros, particularmente a la mía, y a veces tengo la sensacion de q no terminamos de entendernos...
besos!

fgiucich dijo...

Una disquisición perruna que hasta parece humana. Muy bueno!!!! Abrazos.

Jin dijo...

seguro que mis perros están de acuerdo contigo, guapa! es que no sabemos, hemos perdido —o desvirtuado, o callado— el olfato hasta tal punto que tuvimos que inventarnos nuevos códigos de acercamiento/reconocimiento/ligue...

AMYLOIS dijo...

Me ha encantado!!! Que bueno!!! y que razon tiene!!!.

Oyem esto es 100% columna de algún diario, podrias dedicarte!!!!

felicidades!!!!!

Mitsu dijo...

Mi loro piensa lo mismo cuando le damos al ron.


:)

Beatriz dijo...

Yo desconozco si se ha llegado a comprobar si los animales tiene sentido común.Tal vez científicamente esté demostrado que no. Pero... quienes hemos tenido animales lo dudamos.¡Cuántas veces nos lo han demostrado !!-
Participaré con mucho gusto.

espiralproscrita dijo...

jaja...
Qué vida tan perra, teniendo a una ama como esa.

Me he reído mucho. Un placer haber llegado hasta aquí.

Un beso!

eSadElBlOg dijo...

ahora que no me ve le cojo su teclado y su password, lo que no entiendo es por que esadelblog insiste en rodear los charcos y la manía que tiene con que le de la patita, pero hay personas peores, algunas te tiran una pelolita 400 veces para que se la vayas a buscar y cuando se la llevas se ponen tan contentos como si fuera comida, ¡qué paciencia hay que tener!.
Lametones
Kenia

El futuro bloguero dijo...

Jjeejejejeje, me ha encantado este punto de vista...

Besos caninos

Sombras en el corazón dijo...

Cuantas veces he pensado yo eso de quién es el amo y quién pasea a quién... mejor no analizarlo en profundidad, que salimos perdiendo.

Me ha encantado.

Un abrazo

Julia dijo...

Jajaja, sííí! Esto es cierto! Yo tengo 2 perras y es lo que ELLAS DICEN, lo que ELLAS QUIEREN... y no lo que nosotros (sus dueños????) les ordenamos, jajaja.
Besotesss.

semifusa dijo...

Alcachofilla, no es bueno, ¡es buenísimo!
Y mi perro opina como yo.

:) Muac.

Tumulario dijo...

Guau, guaaaaaaaaaaaaaaaaaaaau,
Aj, aj, aj, aj, aj, guaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaau.

(Traduzco. Tengo que decirle que rubricó cada una de sus palabras y es que todos los humanos son iguales, pero que se va a pedir a un animal que anda a dos patas)

Un abrazo desde el túmulo :-)

thoti dijo...

.. jeje..

.. besitos..

Beauséant dijo...

ya sospechaba ya algo de eso al ver la mirada de suficiencia de algunos perros.. y encima ellos ahora en casa durmiendo mientras los dueños trabajan ;)

StraVaGantzZa dijo...

Maravilloso ver el relato desde el otro punto. Al parecer nosotros también molestamos un poquito, y no sólo ellos a nosotros cuando se paran a olisquear todo!

StraVaGantzZa dijo...

Maravilloso ver el relato desde el otro punto. Al parecer nosotros también molestamos un poquito, y no sólo ellos a nosotros cuando se paran a olisquear todo!

Michelle dijo...

me gusto lo que escribiste ...

y el nombre del blog lo encontre brillante aunque puede influir el hecho de que tengo un abtojo de comer alcachofas hace como dos semanas.

un beso

Paloma Zubieta López dijo...

Hermoso desdoble, alcachofilla. Usted va en aumento, sumándose, aunque sean almas caninas, un besote.

Anna dijo...

Precioso alcachofa!!! .. realmente describiste el alma y mundo perruno.. un abrazo.!

JuanMa dijo...

¡Qué tierno, Gwy!

Besos amaestrados (pero con un punto salvajillo).

Nausicaa dijo...

Echo tanto de menos a mi perro :( Nuestros paseos estaban bastante compenetrados, espero que tuviese mejor consideración de mi :P

Franziska dijo...

Es genial la idea que puede tener la perrita de su dueña y ay si pudiéramos comunicarnos las sorpresas que nos ibámos a llevar.

Me ha divertido mucho esta lectura. Esto nos ha puesto en contacto con un aspecto tuyo desconocido y muy interesante.

Javier dijo...

Gracias Gwynette por este texto tan cuidado y emotivo. Gracias por tu interés y por el enlace en tu blog. Cuento contigo para próximos retos.

Y, ¡felicidades por este auvión de seguidores que tienes!

Laluz dijo...

Hay que escuchar más al animal que vive con uno. Yo, cuando puedo, aprendo de la mona.
Volví, no podía vivir sin blog, je
Besos

ahhh dijo...

Si es que los animales humanos somos los más absurdos de toda la naturaleza, los que menos seguimos nuestra propia naturaleza empeñados en racionalizarlos todo, incluso aquello que no lo puede ser, lo que nace de los instintos más primarios.

Un beset, carxofeta, (y otro de parte de Nika, que si pudiera leer, estaría encantada con tus palabras y se sentiría muy identificada con la protagonista ;-)

Le Mosquito dijo...

Me parece un relato impecable, alcachofilla.

CAÓTICA dijo...

simplemente genial!!!