lunes, 24 de agosto de 2009

el tiempo que pasó, como una estrella fugaz...






















Cuando decimos: "el tiempo lo cura todo", hablamos por hablar, sin saber muy bien de qué hablamos.
El tiempo es una percepción, un invisible, una duración que no dispone de argumentos porque se niega a interactuar con nosotros. Es un mudo que avanza, un espacio que no se amiga ni resuelve, que no diagnostica, no elimina ni borra lo que ya no tiene remedio.
Menos cierto es lo afirman los optimistas "el tiempo transcurre a nuestro favor". El tiempo es neutral y no concede favores, no sufre ni padece, su avance natural es inclemente porque está programado como un corredor de fondo, su reto son las largas distancias. Y ese: "a nuestro favor", se reduce en volvernos más sabios a la par que envejecemos.
"Es cuestión de tiempo". Esa es una actitud razonable, es admitir que el tiempo, como el aire, es etéreo, sigiloso, necesario y que todo lo acaba poniendo en su sitio de manera natural.

Me he metido en ese jardín del tiempo, porque me han mandado unas fotos veraniegas . He descubierto que alrededor de los ojos, de la piel demasiado bronceada que los rodea, se han instalado unas patitas de gallo, unas perfectas desconocidas hasta el día de hoy y por la manera que se han afianzado me temo que han decidido quedarse.
Buscando el culpable de las estrenadas líneas de expresión -arrugas-, después de descartar el bronceador -quizás debí comprarme uno más caro- o la excesiva exposición de horas solares, todo se ha vuelto muy sencillo: se trata del maldito tiempo haciendo de las suyas, y he dado un nuevo sentido a la letra de una canción hasta hoy anodina: "el tiempo que pasó como una estrella fugaz..."

.
.

39 comentarios:

jorge dijo...

El tiempo no solo trae arrugas.

Guarda multitud de recuerdos. De experiencias que nos han torneado como somos ahora.

Y puede que cure muchas cosas, porque con el pasar del tiempo ese amor perdido es "tapado" por el encuentro del verdadero amor (ha quedado cursi, pero la vida misma).

Mirate al espejo con atencion, a veces algunas arrugas mejoran el aspecto.

Yo lo hago cada dia pero ¡¡nah!! no mejoro ni un poco.

Julia dijo...

Yo, que me jactaba de no tener arrugas en los ojos, también me las he descubierto en estos días (suaves todavía, pero están!) Y la cana que encontré el año pasado en mi cabeza?
Ayyy, Alcachofa... son los signos del tiempo que, inclemente, tarde o temprano a todos nos da una bofetada para despertarnos y recordarnos que ya hace rato que dejamos atrás la adolescencia, jajaja.

Besotesss.
Ya te andaba extrañando!!!!

TORO SALVAJE dijo...

Es lo que hay.
Y mira que el tiempo avisa con delicadeza, poco a poco, pero nada, nunca es bienvenido.
Qué le vamos a hacer.

Besos.

Madame Vaudeville dijo...

Mon dieu! Realmente el bronceador barato agudiza las líneas de expresión de la cara???? Nooooooooooooo!!!!
:P
Un besito, tierna y joven alcachofilla

Chachis dijo...

El tiempo nos trae a nosotros, y también nos lleva... así que no podemos contra él je je.

Maybe dijo...

Vaya con el tiempo!! Aunque no queramos que pase de visita siempre deja su huella...
Saludos.

Franziska dijo...

Mira ni siquiera el tiempo que hará mañana es de fiar...

Algunas veces debiéramos decir: olvidarás, el vez de usar la frase hecha del tiempo lo cura todo.

El tiempo nunca transcurre a favor de las arrugas pero recuerda: "la arruga es bella". El transcurrir del tiempo suele hacer florecer la artrosis y otras cosas poco agradables, de ese estilo. Y en cuanto a lo de la sabiduría, mi opinión es que el que es necio de joven, nunca será sabio por más que se haga viejo, reviejo.

No conozco la canción que citas. Voy a ver si la localizo.

Un abrazo.

Ananda Nilayan dijo...

El tiempo es un invento para justificar muchas cosas. El reloj interno, ese si que es real, amiga.
Y las arruguitas son signos de vida, así que mejor aceptarlas con alegría ;-) (Qué bronceador usas???? jajajajaja) Besoooo estirado, yeah.

Paloma Zubieta López dijo...

Sólo se me ocurre pensar en aquella canción: El tiempo, el implacable. Celebro, Alcachofilla, que haya vuelto con nosotros después de tanto tiempo, se le extrañaba, besos atemporales.

eMiLiA dijo...

Uuufff, cómo lo siento al imparable tiempo!!

Yo también tengo "líneas de expresión" y cada dá se asientan más, jajaja.


Un abrazo!

=)

fgiucich dijo...

El tiempo no perdona, es cierto, pero nos llena de sabiduría. Abrazos.

virgi dijo...

Las arrugas, las canas, los michelines...sería muy desabrido el mapa de nuestra vida sin esas señales.
Un abrazo.
(de ese tiempo tengo ya muchas señales)

Tony Amesty dijo...

El tiempo es nuestro aliado y nuestro juez al tiempo.....

Un fuerte abrazo

De cenizas dijo...

Pues he pasado un tiempo precioso leyéndote.
Lo de las patas de gallo... ¿No te habrás quedado dormida en el corral? :)


besos

JuanMa dijo...

La vida nos ofrece cada vez cosas distintas (ir envejeciendo es una aventura más).

(Bueno, o eso me digo por las mañanas cuando me peino las canas :P).

Besos.

Marien dijo...

Así son las cosas y ahí se van quedando cada vez más profundas en nuestro rostro y en el alma. Es un justificante de nuestro paso por la vida, su huella, su dolor, sus risas, todo marcado. Es el tributo que hay que pagar por seguir contándolo.
Besos

Beauséant dijo...

no puedes ganar, no puedes evitarlo.. sólo llevarte bien con el tiempo y pensar, con cierta ingenuidad, que a cambio de todo lo robado te hace más sabia.

Tanhäuser dijo...

No et queixis, Carxofeta, que tots sabem que estàs fantàstica.
Petonets.

Encara de vacances?

Laluz dijo...

Sabés que esta semana también descubrí cosas que no quería, mirándome al espejo? Ahora siento que el tiempo se acelera.No me gusta

ahhh dijo...

Carxofeta se hace mayor, je,je. ¿O pensabas que el tiempo no pasaba para las alcachofas? El tiempo, sea lo que sea, (quizá no sea más que un invento humano para marcar el inicio y el final de las cosas y así poder acotarlas, abarcarlas con nuestra mente limitada, comprenderlas) nos pasa por encima dejando su huella en los rostros, las manos y los corazones. Y sin esas huellas, somos como un folio en blanco, como un poema sin escribir, como una canción que aún no ha sonado...

petonets, guapa!

Mitsu dijo...

El tiempo me arrancó pierna(patapalo), mano(garfio) y corazón(botella de ron)

:(

Marisa dijo...

El siempre implacable
paso del tiempo.
Y no son solo arrugas,
es todo lo que va
quedando.
Debemos acostumbrarnos
no hay remedio.

Besos.

LlunA dijo...

El tiempo pasa...y si nosotros no curamos nuestras heridas ahí permanecen intactas acompañando al paso del tiempo...
nos hacemos mayores...vi yo el otro dia un video de cuanto tenia unos 11 años. Ahora con 28 sonreía al verme, no he perdido la locura, parte de la inocencia pero tantas cosas han cambiado en mi aspecto y tantas otras irán cambiando a marchas forzadas...
..jejjeje y sin dinero para pasar por quirófano...que miedooooo menos mal!!!

Petonets

Dara Scully dijo...

Y, sin embargo, el tiempo lo cura todo.



miau
nocturno

Hanna dijo...

El tiempo no para, nos obliga a caminar. Nos castiga si queremos mirar hacia tras.
Besos

indigo dijo...

Querida,somos tiempo, sólo eso.
Un beso grandísimo.

Beatriz dijo...

Hola amiga.
Yo sólo espero que a mi tiempo le queden muchas lunas para que la noche no sea infinita, mientras eso no ocurra agradeceré cada amanecer y aceptaré las inesperadas arrugas en mi tez, aprovecharé cada segundo para decir algún te quiero, para gritar que soy feliz, para asombrarme, llorar, reir, para luchar contra las adversidades y disfrutar del "Tiempo".
Un beso, y que no te desanimen las arruguitas.
Me sigues asombrando con tus textos. Enhorabuena.

Tumulario dijo...

Quizas las arrugas vengan
de las risas,
de los llantos,
de los besos
y regaños.

Quizas las arrugas sean
regalos de los veranos,
de primaveras vividas,
de los otoños pasados,
y de inviernos acunados
entre grandes alegrías.


O quizas solo sean porque en ese momnto estabamos mirando al sol. luz.

Jin dijo...

¡por fin he podido acceder a los comentarios! Gwyn, estaba ya desesperada... no sé qué ha pasado ni cómo se ha resuelto, pero aquí estoy, viendo tu blog con el mismo placer de siempre..
tienes toda la razón: el tiempo ni siente ni padece, pero parece que tenemos que personalizarlo a toda costa para creernos que por fin lo entendemos.. ilusos!

eva-la-zarzamora dijo...

A mí me gusta la gente con arrugas y patas de gallo en los ojos, señal que ha sabido sonreirle a la vida...

Besitos

Sombras en el corazón dijo...

Hay cosas que es mejor no pensarlas. Mejor mirar hacia delante y concentrarse en todo el recorrido que nos queda por hacer.
Y no dormirse. Que el tic-tac fluye
:0)

Un besazo

Piel de letras dijo...

Tiempo es el que te has perdido en el ciber espacio. ¡Aparece ya!

jnj dijo...

Pues espérate a oír a Gardel cantando:

¿Te acordas?, hermano, lo linda que era?,
se formaba rueda pa' verla bailar
cuando por la calle, hoy la veo tan vieja
doy vuelta a la cara, y me pongo a llorar.


No es más que una hiperestésica letra de tango. La arruga también embellece si no se agría la expresión.

Besos.

Isabel dijo...

En verdad,amiga, el tiempo es nuestro sustento; cuando terminamos de engullir el pasado ya empezamos a saborear el futuro.
Todo fluye...
Un fuerte abrazo.:-)

Casilda dijo...

¿Te acabas de descubrir unas pequeñas arrugitas alrededor de los ojos ?, cuanto te envidio...
Besos
¿que tal el verano, al margen del tiempo ?
Mas besos

Abril Lech dijo...

Para mi el tiempo no existe. es una invención humana para organizarnos a la que no queda mas remedio que someternos. omo a otras leyes fisicas humanas que en nada limitan el alma. Sin tiempo. Bella la foto del post.

Le Mosquito dijo...

Esas patas de gallo tienen que hacer un caldo soberbio: "Al mal tiempo buen puchero"

Bohemia dijo...

el tiempo pasa mientras las arrugas se afianzan...

Bss

Carmen dijo...

me apuesto lo que sea a que estás guapísima en esas fotos.

y mujer, menos mal que el tiempo pasa... si no pasara, estaríamos jodidos, que te lo digo yo.

:) un besazo