lunes, 2 de abril de 2007

Enrique Vila-Matas


Quizás la mayor preparación para sobrellevar la vida fuera aprender el arte de romper con todo lo que nos resulta atractivo o nos parece imprescindible...convertirse en un perito de las despedidas.
El viaje de lo Vertical -fragmento-


13 comentarios:

Misántropo dijo...

¡Ahí va! el Vila-Matas. Éste las mata queriendo.

Aunque a veces...Bueno, yo me voy de vacaciones.

Besos, alcachofilla.

Indigo dijo...

Justo eso es lo que no nos enseñan en ningún sitio, porque es imposible aprender a prescindir de lo bello. Solo a golpes.

JuanMa dijo...

Ir ligero de equipaje por la vida no es tan fácil. Como mínimo, siempre cargamos con un montón de recuerdos...

Un beso.

Nerim dijo...

El bagaje que siempre nos acompaña desde el mismo dia en que nacemos, imposible prescindir de él, sería como matar a los recuerdos.
Nerim

fgiucich dijo...

Esas despedidas que hace añicos nuestros sueños. Abrazos.

El detective amaestrado dijo...

Vila Matas sabe bien lo que dice...

valeria dijo...

Yo me paso la vida despidiendome y no es sencillo, pero aprendo a llevarlo...
Un beso, Gwynette

Arcángel Mirón dijo...

Pero si rompemos con lo imprescindible... ¿qué nos queda?

Isabel dijo...

Si asi fuera,seríamos libres de nosotros mismos y nuestras propias a taduras y casi lo creo una utipia;pero ¡uán ligeros de equipaje lograríamos viajar...!
Muy buena cita;me anima a practicarlo ,a retarme...
Gracias amiga... :-)

MENS REA dijo...

Las necesidades de por si no existen, nos las creamos...

Saludos.

Tanhäuser dijo...

Cuesta tanto decir adiós a según qué y qué curioso porque nos encanta decir hola a lo nuevo y lo inesperado.

Petons, carxofa. Sempre tan enigmàtica i profunda.

Anónimo dijo...

Nunca he sabido despedirme

Reflex dijo...

Como una especie de des-constructivismo... no lo sé, no me convece completamente, pero seguro vale la pena intentarlo :)

No me he marchado, me he cambiado, la nueva dirección está aquí. Sería un gusto verte allí :)

Saludos desde Suiza