jueves, 29 de marzo de 2007

la lluvia en Sevilla es una maravilla...



La lluvia en Sevilla es una maravilla?.
Tuve un sobresalto al girar la esquina y toparme con el pecho de un encapuchado de satinados pliegues rojos y lacerado corazón dorado. Disculpas. Nuestras miradas se cruzaron. Sus ojos negro azabache mantuvieron sin pestañear la mirada: uno, dos, tres, cuatro, cinco segundos...yo, inmóvil con la sonrisa floja y él, avanzando calle arriba, girándose, sosteniendo con su mano la tela que bajaba hasta sus hombros para no descompensar el capirote. Con el porte erguido parecía ignorar la humedad bajo sus pies descalzos.. sólidos sus tobillos. Se volvió y tuve la impresión que me sonreía pues sus ojos se achinaron de manera ostensible. Otra vuelta más y otra, hasta que el gentío nos cruzó y perdí de vista sus ojos, pero no la punta del cucurucho que giraba en mi dirección. Adiós nazareno, adiós ! -digo yo que sería un nazareno, no un costalero o un pertiguero-
Soy una catalana desorientada que no comprende la liturgia de las procesiones del sur, pero que si, interpreta la de las miradas.

11 comentarios:

JuanMa dijo...

Las miradas son lenguaje universal, Gwynette.
Un beso.

RAIKO dijo...

Gwynette, cariño, es que hay ojos que ahogan de lo puro hondo que miran... aunque si se levantan la capucha pueden perder el encanto, quédate con los ojos y olvida al nazareno. Un abrazo.

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. a mi también me desorientan los capirotes y no se porqué hay que esconderse detrás de una telas extrañas (¿estilo burka?)¡que complicados somos los humanos!..
..al menos las miradas no se ocultan y podemos disfrutarlas entre tanto chunta chunta..

ahhh dijo...

el misterio siempre nos atrae, lo que está oculto y nos sugiere todo un mundo a través de la ventana de unos ojos...

Nunca había visto la semana santa bajo ese punto de vista, ¡pero me gusta, oye! :-P

Isabel dijo...

Yo soy de la Sevilla que no comprendes;yo tampoco... :-)
Sin embargo siempre intento buscar las emociones en unos ojos,en un sentimiento,en un aroma o en mi corazon a diario,amiga...
Por suerte las emociones se hallan en todas partes...
Buena semana.

angeldreams dijo...

Lo oculto me despierta gran curiosidad.
En general los ritos no me gustan.

Un besito.

fgiucich dijo...

La procesiones del silencio y su encanto sevillano. Abrazos.

Arcángel Mirón dijo...

La liturgia de las miradas.

Muy bueno...

Petrusdom dijo...

El tema es que circulan por las ciudades todos los días del añoa muchos "nazarenos" sin capirote, con traje de firma, zapatos italianos y con los ojos que no ven ni miran nada más que su "pasión".

Felices días.

Anónimo dijo...

Eres una alcachofita muy sensible

Landahlauts dijo...

Gwynette: las procesiones en Andalucía son... lo que quieran los ojos de los que las miran.

Volvemos a las miradas de las que hablabas.

Pueden ser, desde una mirada llena de pasión y de fervor religioso, hasta la mirada curiosa y que busca la estética y la belleza exclusivamente (como sería la mía). En medio... cabe todo.

Míralas así la próxima vez... y verás como las entiendes.


Vengo a tu casa, siguiendo el rastro que has dejado en la mía. Y lo que veo me gusta...

Una salutació des de Andalucia.