miércoles, 2 de mayo de 2007

eras como....


Eras como el olor aromático de un suburbio de París.
Eras como las risas en una sala de espejos deformantes.
Eras como el placer de revisar una vieja película en blanco y negro.
Eras como un cuadro abstracto que te atrae y que no entiendes.
Eras como una melodía pegadiza infiltrada en el cerebro.
Eras como la lluvia de verano bajo los pies descalzos.
Eras como una obra de teatro amable con un final abierto...

Así eran de dulces los días cuando tú estabas cerca, pero el tiempo y la confianza te relajaron y empezaste a hablar de manera extraña. Preocupada, me dí cuenta que no entendía tus frases ni tu discurso florido, era como si me hablaras en un idioma nórdico, cantarín y suave..no sabía de qué hablabas. Lo nuestro se convirtió en un diálogo para besugos. Hasta que descubrí que tu conversación estaba plagada de
anagramas y que en vez de decir: letras, decias lastre y en vez de frase, fresa. Y jugando, jugando, acabaste revolviendo mi nombre y como no me di por enterada ya no te respondí.


27 comentarios:

Senses & Nonsenses dijo...

qué bonito final, lo de los anagramas... me encantó lo de fresa por frase.

recuerdos, recuerdos....
no recuerdo el nombre de la foto. es mi error de copiar imágenes de la red que me gustan y olvido copiar la fuente.

un abrazo.

Bohemia dijo...

Triste es cuando dejamos de entendernos, de reconocernos...siempre nos quedará el recuerdo, siempre nos quedará Paris.

Besos

mandarina azul dijo...

Qué precioso, Gwynette, lástima que tenga que ser algo tan triste...

Y tu "ráfagas" anterior... uf... impresionante.

Un beso :)

LlunA dijo...

mmmmmmm todo un descubrimiento, los anagramas...

Supongo que con el tiempo hay cosas que acaban por desgastarse o perderse.....por culpa nuestra, por no cuidar o mimar ciertas cosas, ciertos sentimientos...

Arcángel Mirón dijo...

Hermoso.. qué pena que termine con lágrimas.

humilde dijo...

....el gran Cthulhu sobre Londres?....

Xavier dijo...

Palabras que en su belleza esconden el halo de la tristeza.. pero no por ello dejan de ser bellas...
Seguro que te llenan de melancolia, peor esa melancolia es la que te hace escribir lo que escribes..

Un beso

Anónimo dijo...

Cuando le revuelven a una el nombre... mala cosa... muy mala cosa.

Lo bueno es que no te diste por enterada ;o)

Un beso imaginado

Álter

Nekane dijo...

El tiempo, la costumbre, la confianza, la seguridad relajan formas, costumbres, incluso eso que estás pensando.
Lo dulce se vuelve meloso, pero uno se siente diabético. Lo salado, parece haber secado todo los jugos naturales, y el amor, permanece en salmuera, seco, tieso, indeformable, ya no se moldea a nosotros, parece que esta pero es un sucedanéo... y todo se confunde, y nada se reconoce y hasta los anagramas se prestan a llamarse ana magras... y no se sabe que responder...
Besitos, esta vez entre las hojas más resistentes, más duras, las más expuestas, las que se desechan pero no por ello fueron protectoras de un corazón tierno, exquisito, depurativo todo él.

Viuda de Tantamount dijo...

Es frecuente...un dia despiertas de y de las conversaciones interesantes de antaño solo te quedan retales....


Y si les das muchas vueltas, dobles sentidos...


Y al final, te quedas en nada.

Supongo que el desafio es ser capaz de volver a empezar.

B x C

angeldreams dijo...

Parece que todo forma parte de un proceso, todo nos cambia......
y cuando te leo,siento que algo en mi interior cambió también, para mejorar, para ver el mundo con tu visión poética y hasta resulta hermoso el dolor de un amor perdido.
Por eso no puedo dejar de venir.
Un abrazo.

fgiucich dijo...

Cuando el lenguaje del amor se va destiñendo y el diálogo se vuelve "anagramático", es mejor buscar otros horizontes donde las letras guarden su órden natural. Me gustó. Abrazos.

TOROSALVAJE dijo...

No sé si es biográfico, pero lo merece, que gráfico me parece todo, y el calamar ese, genial.

Saludos.

JuanMa dijo...

Hay cosas con las que no se juega...
Los sentimientos de las personas, por ejemplo.
Un beso, Gwynette. Aquí está mi hombro, de arquero a arquera.

Beauséant dijo...

el tiempo sólo sirve para estropear las cosas quizás por eso son mejores las cosas que acaban pronto y no muestran su verdadero rostro...

Nootka dijo...

A veces las palabras poco tienen que ver con la comunicación. La mayoría. Las palabras se las lleva el viento. Pero quizás los anagramas traigan una nueva era con una comunicación alternativa que haya que investigar.

Vade retro dijo...

A veces los códigos son tan crípticos que por más que se intenten descifrar se nos hacen una tarea imposible.
Un beso enorme.

churra dijo...

Pues si que la confusión fué tremenda, no quiero ni pensar en lo que debe ser , una vez asumido el cambio de idioma, intentar salvar alguna letra.
Besazo

valeria dijo...

Me recordó a J.J. Millás que siempre titula tan bien... y su libro "El desorden de tu nombre".
Un beso, Gwynette

ahhh dijo...

Por qué dos personas que se entienden tan bien, acaban por hablar idiomas diferentes. No sé, es algo que nunca comprenderé....(quizá no hablo el idioma adecuado)

muy hermoso, carxofeta

El detective amaestrado dijo...

De ráfagas nada, nena. Esta claro que esto no es algo que pase rápido. Tus letras están aqui para quedarse para siempre

Caronte dijo...

como apunta humilde, diría que la imagen es de algún artista "lovecraftiano", muy buen texto...

1 beso

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. quizás a ti te gusten las fresas y él quizas, las mandó al traste..
.. me ha gustado como lo has escrito.. muy imaginativo.. ocurrente.. preciso.. alcachofado vamos.. :-)
.. besitos Gwynette

Tanhäuser dijo...

Precioso. Hace días que vengo leyendo este post y es que me encanta. Incluso he jugado a ver si escondías anagramas en él.
Besos, muchos besos.

GERARDO dijo...

Com tu permiso. Te dejo un regalo:

Vengo del más allá de las alturas convertido en sonido y en silencios, desde el fondo del mar y más allá de los planetas , vengo tibio anidando en cada pecho, un lenguaje de ecos que alucinan.
Vengo de montañas escondidas y de ríos bañados de espuma entre sus piedras, vengo de las noches que gimieron encontrando los besos y los cuerpos, de las ansias, de los sueños y de los entuertos.
Soy etéreo y furtivo, y navego las velas que van hacia horizontes, soy renuncia, entrega y despedida y la herida que sangra y también que cicatriza.
Soy lejano, oscuro y tenebroso, casi un misterio que aguarda entre las sombras y amanece prendido entre las rosas.
Soy cercano, viviente, enardecido, soy luz de esplendor y bienvenido, soy alegría y tristeza, soy barco que se aleja y barco que regresa.
Soy como el agua del río que pasa inadvertida, amando si, mucho a las vidas porque en ellas convivo y les trasciendo, soy su entraña, su alma, y pensamiento, soy luz y más luz, soy El RECUERDO.

Recibe un beso en tu alma.

Misántropo dijo...

Pues, anda que hacer un anagrama con tu nombre tiene tela.

Y aún así, lo peor no es lo que nos sale por la boca, sino lo que nos tragamos.

Muy bien explicado, no obstante. Un beso.

Ortopisman (qué cutre)

IMAGINA dijo...

Es que alguien que huele como un suburbio de París debe ser muy difícil de aguantar...jajajajaja.
saludos,