martes, 8 de mayo de 2007

los antónimos


Perdí varias palabras por el camino antes de llegar a su casa.
Se escurrieron del bolsillo trasero y dejé un rastro de términos como un Pulgarcito cualquiera: rutina, indefinido, olvido, frontera, nunca...llegué ligera hasta la puerta esquinera y el timbre del interfono me devolvió su voz, y embebida por su sonido subí los escalones de dos en dos y supe que ya no me importaba la pérdida de palabras negativas, en absoluto, porque llevaba en mi bolso minúsculo un montón de antónimos de recambio.

17 comentarios:

fgiucich dijo...

Esas palabras que perdiste, volverán alguna vez, aunque no son las que más me gustan. Abrazos.

Alter Ego dijo...

Mejor asi, las palabras son juicios que nos atrapan. Abrazo Gratis

Edanmir dijo...

Los bolsillos traseros siempre con solapa...o no guardar nada. Suerte poder recuperar las palabras a una voz. Salu2.

Tanhäuser dijo...

Escribes de forma tan maravillosamente críptica.
Las palabras no las perdiste, sólo las olvidaste y las encontramos para ti.
Besos carxofeta

Beauséant dijo...

no es bueno ir perdiendo palabras, a veces, cuando menos lo esperes puedes necesitarlas...

LlunA dijo...

a veces sobran las palabras...sobra el tener que definirlo todo, el tener que dar explicaciones....a veces sobra todo...y todo se recupera con un sonido...una mirada...con un pequeño detalle

Letra de Mujer dijo...

Algunas palabras son traviesas y se escapan en los momentos oportunos!
Besos

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Es dificil recuperar algo que se pierde por el agujero del pantalón.
Yo a veces busco cosas perdidas como mi niñez, pero por más que busco no encuentro. Excelente post, un saludo.

JuanMa dijo...

Bien perdidas están.
Acuérdate de volver por otro camino. Así estás segura de no volver a encontrarlas...
Besos, Gwynette.

Senses & Nonsenses dijo...

precioso texto, preciosa imagen.
encontraste las palabras perdidas.

un abrazo.

mandarina azul dijo...

Estas pérdidas que nada tienen que ver con que falle la memoria, ay, ay, ay...

Besos :)

Valeria dijo...

Hay palabras que no es bueno pronunciar.
Mejor pensar en positivo, que te da más alegrías.
Un beso, Gwynette

Arteneus... dijo...

Hay palabras que por más que las queramos perder de vista...aún cayendo por el agujero del bolsillo...se agarran bien a los hilos que se rasgaron...y vuelven a subir lentamente, para meterse en el otro...en el que no está roto...y...ahí las tenemos de nuevo...(son demasiado listillas...)

Me encantó tu texto Gwynette...me ha parecido un bocado exquisito...

Abrazos con sabor a alcachofitas...jeje

Xavier dijo...

Que bien saber que luchas contra las palabras que atan nuestra libertad y que te quedas con aquellas que aportan lo mejor, lo querido, lo deseado...

Un beso..

Indigo dijo...

¡Pero qué lista eres alcachofita!
Un besazo

ahhh dijo...

Mucho mejor los antónimos, sin duda, esos seguramente los llevarías en el otro bolsillo, y al meter las mano para sacar un pañuelo, diste con ellos sin esperátelo.

un b7.

Misántropo dijo...

Eso es lo que se llama improvisar. Sí señora.

Muy bueno.