jueves, 14 de junio de 2007

el apasionamiento...



El apasionamiento desmedido puede provocar desvaríos diversos,
finalmente, no es el arte el que se salva, sólo el artista.


.

41 comentarios:

Naty dijo...

Me vale que no salve... Apasionada hasta la sepultura, me pierdo (sin la menor resistencia)...

Isabel dijo...

Esa foto me provoca cierta tristeza,Gwynette;imaginarme todas las notas que sonaron y provocaron tantas emociones diversas...
Más que desvaríos me habla de pasión; el artista pasa,se inmortaliza tal vez,pero los instrumentos raramente sobreviven a su uso...Bello post,amiga.Un beso.

Arcángel Mirón dijo...

A mí también me dio tristeza. El arte destruído. Es triste, sí.

Un abrazo, linda.

mandarina azul dijo...

Jo, pero es que un apasionamiento medido... no sé, ¿puede ser?
Y por otro lado, ¿puede un artista no ser apasionado?
Ay, Alcachofilla, cuántas preguntas me provocas, ¡malvada!

¡Un beso!

TOROSALVAJE dijo...

Que pena verdad?

La pasión en su punto justo.

Besos.

gaitero en el exilio dijo...

no es el artista sino la obra la que perdura...

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, es un placer entrar a este espacio. Mucha calidez. Te felicito y te invito a que visites el mio donde están consignados mis poemas: www.mandalaspoemas.blogspot.com

Un abrazo desde Barranquilla, Colombia y Feliz Navidad.


Víctor González Solano

fgiucich dijo...

La pasiòn en algunos se torna un peligro. Abrazos.

nomesploraria dijo...

però si sempre et dic que no el facis emprenyar, que aquests directors russos son uns tiquismiquis molt apassionats. Otres i més quan la seva primera violoncelista el fot malalt de gelosia. Pero ep! que jo no hi tinc res a veure, que quedi clar, aquí i ara.
(quina por, que violent, com està el món, que el meu nom no surti, si pot ser)

:)

Sibyla dijo...

El artista para crear debe sentir
pasión desmedida, de no ser así,
no se salvará ni él, ni su obra...

Besitos

Max Estrella dijo...

vaya,me ha gustado la frase y eso de sentirme como una alcachofa....
pero sobre todo me ha gustado eso de las "rafagas"...me ha parecido una fórmula muy original
llego a través de mens rea..
saludos

thoti dijo...

.. mi primera impresión fué de ver arte aún en ese piano desmebrado.. no se.. me pareció bonito, aún en ese estado.. esas maderas y teclas negras y blancas desarmónicamente colocadas.. no pensé tanto en su función de sacar bellos sonidos.. claro al leer tus letras pues ya es otra cosa.. si el pianista se subió encima saltándo o lo molió a mamporros con un mazo, el tío es un canalla.. osea que igual al final se salva la obra de arte de arte y no el artista.. ¿?
.. besos desde mis colinas..

LlunA dijo...

Todo aquello que se haga en exceso y sin medida puede resultar perjudicial...
Un besot

Beauséant dijo...

no pensaba así, pero al leerte he pensado que ese puede ser el truco, convertirte en artista para, gracias a tus obras, no ser otro nombre más a quien nada dice nada..

habrá que seguir escribiendo pues ;)

José Luis dijo...

Destruyamos el arte, el dogma establecido, busquemos nuevas formas somelbah la sèver. Al final de la exfoliación alcachofera, se llega al corazón, donde se catalizan las lágrimas y se convierten en sangre.

ynarud dijo...

La pasión... siempre en su punto. Como un plato exquisito.

;)

Laluz dijo...

A mí me encantó!!!

CurroClint dijo...

Sólo un buen artista puede apasionarse de tal forma que parezca desmesurado, y su arte lo reflejará lealmente. Si su arte no se salva no es tan buen artista, ni contola su desvarío...
Besos

Tanhäuser dijo...

Benditos desvaríos.

Carmen dijo...

me recordaste a Vöstell.

no se concibe el arte sin pasión. Lo que quede o lo que no es el arte en sí.

Besazos en ensalada, guapa

Eva dijo...

Pero van indefectiblemente unidos, ¿no?. ¿Qué serían del uno sin el otro? Quizá estén condenados a extinguirse ambos de un ataque de pasión.

Besos.

Le Mosquito dijo...

Fui al sastre para tomarme medidas, pues mi colección de pasiones estaban dadas de sí, y ya decían poco y mal de mi.
El sastre se inclinó con tanta pasión, alargando entre sus manos la cinta métrica, que tuve miedo de lo que allí podría haber sucedido, y de no haber terciado en la ceremonia su señora.

Senses & Nonsenses dijo...

si hay pasión desmedida yo creo que el que se salva es el arte, el artista sucumbe a la obra, ...o a la vida.

un abrazo.

Maybe dijo...

La locura que provoca esa pasión desmedida es la que hace que el arte trascienda a su creador...

Viuda de Tantamount dijo...

No somos nada...

Hasta la pasión puede acabar enferma¡¡


B x C

Churra dijo...

¿hay alguna pasión que no sea desmedida?..`pues si la hay habria que llamarla de otra forma, aunque es una pena que se salve el artista .
Un beso

Hanna dijo...

y en este caso...
suerte del artista.

Besos

ahhh dijo...

Desde luego el piano no se salvó, el pianista no sé :-S
El apasionamiento desmedido es en muchas ocasiones el motor del arte...

un beset carxofeta

Misántropo dijo...

Creo que es una frase genial, tal como suena.

Cualquier artista estaría dispuesto a sucribirla.

Si no estubiera ocupado en "otras cosas".

¡JA!

Petonets.

Piel de letras dijo...

Después de semejante destrucción ¿crées que se salve algo?
Besos tranquilos
;o)

De cenizas dijo...

En este caso, por lo menos se ha dejado las uñas en las teclas... digo yo..
:)

besos

eSadElBlOg dijo...

Pues a mi me hubiera encantado escuchar la pieza que tocaban, y el piano tiene arreglo, no?

Sombras en el corazón dijo...

Para todo lo que implique arte parecen imprescindibles las emociones fuertes y eternas; amor, dolor... y sobre todo mucha pasión.
La pasión de convertir lo inmaterial (una idea, palabras, sonidos...) en material (un cuadro, libros, instrumentos y partituras).
Pasión sustentada por un cuerpo, que como ese piano y nosotros mismos, se descompone con el tiempo.
Pero siempre resurge en otro piano y en otras manos, dispuestas a tocar la misma melodía.
¿no lo oyes? Sam sigue tocando en Casablanca...

Bonito post
Un beso

carlota dijo...

Pero es que una vida sin apasionamiento, aunque sea desmedido, no es vida...Un beso, guapa.

Madame Vaudeville dijo...

El artista, para mí, ha de der siempre apasionado. ¡Pero la instantánea del pobre piano llorando teclas rotas me produce tanta tristeza! Muchos besos, preciosa

Nootka dijo...

Las relaciones entre el artista, el arte y el espectador son muy turbias.
Muchas veces se salva el artista, pero no siempre. A veces gana el arte dejando tras de si un fino rastro de sangre de artistas.

Piel de letras dijo...

¡MUCHACHA VERDE!
¿Dónde estás?
:'(

Besos

P.D. ¡Te extraño!

Bohemia dijo...

el arte sin pasión no es arte...

Le Mosquito dijo...

Sí ¿Dónde estás? ¿Andas pachuchilla?
Si es así, espero (esperamos, supongo) que te mejores.
Un beso apapachado.

Jin dijo...

no sé si las cosas sobreviven, si el arte perdura después del artista, si las huellas son eternas o efímeras...

y sí, por supuesto que sí, nosotros queremos prolongarnos en algo, en alguien, ignorando que todo se transforma sin cesar, y que todo muere, y todo nace, también sin cesar.

y no podemos plantearnos que el mundo pueda vivir algun día sin nosotros, sin la carga que esto implica? y cuándo aprenderemos a vivir el momento sin proyectar en nuestra mente un futuro que todavía NO ES?

errante dijo...

el apasionamiento siempre ha de ser desmedido