viernes, 16 de mayo de 2008

acortando distancias...

.


Desde tu casa a la mia, desde mi puerta a tu puerta,
una alfombra de peces abisales nos separa.

.

15 comentarios:

Lucía dijo...

Gwyn, te he dejado un mensaje en el post anterior, explicando la que lié ayer.

Me gusta el pececillo abisal.

Un abrazo.

Inuit dijo...

Por que soy pequeña Inuit,pero es muy sugerente la propuesta.
¡Qué pena, no salía ninguna letra G en tu escrito de ayer, para saber el tipo de abisalamiento que te gusta!,jajjaa.
He mirado lo del blog i no encuentro ningún problema,debía ser algún error puntual
Auroras primaverales

Camille Stein dijo...

alfombra profunda, a ese mar no llega la luz... los peces fosforecen de deseos

un beso

TOROSALVAJE dijo...

Demasiado vacío entonces.

Besos.

fgiucich dijo...

Alfombras movedizas y cambiantes. Abrazos.

De cenizas dijo...

Ciega alfombra, espinosa... como toda distancia. Mejor a nado.

besos

De cenizas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el nombre... dijo...

Eso puede ser bueno o malo...
¿qué es?
Besos

Laluz dijo...

habrá que ver si la alfombra favorece o no...

Eva dijo...

Habrá que vigilar el camino, los peces tienen tan mala memoria que pueden dispersarse y entonces no encontreis vuestras puertas.

Eva dijo...

Habrá que vigilar el camino, los peces tienen tan mala memoria que pueden dispersarse y entonces no encontreis vuestras puertas.

Sibyla dijo...

Pues a nadar!
Para llegar a tu puerta!
Aunque tengamos que toparnos con los peces abisales...

Un abrazo Gwyn:)

Indigo dijo...

Demasiada oscuridad entonces. Prefiero los pájaros.
Un beso

Bohemia dijo...

mientras no sean pirañas...no está todo perdido...

BESOS

Ñ o c o Le B o l o dijo...

Ten cuidado. Andar sobre peces abisales es muy resbaladizo.
Avísales a los abisales de que vas a pasar.