jueves, 16 de octubre de 2008

la caligrafía y los sentidos ...

.




Te dije: "escríbeme palabras bellas alrededor de la mesa, bordeando el techo, invadadiendo el sofá, rodeando mi cama, encima el microondas, por el jardín asaltando la valla. Caligrafía de parezca casual, expresiva, que yo entienda de qué hablas, con trazo sólido...pero por favor, que sea inclinada".


El día que te fuiste se quedó la casa llenísima de manchas. Las letras se deformaron, absurdas, y perdieron todo su sentido las palabras.
Borrón y cuenta nueva.
Pinté de amarillo la mesa, el techo, el sofá, la cama, el microondas, el jardín y la valla.

.

38 comentarios:

Meiga en Alaska dijo...

Buen color el amarillo. Cuanto más chillón, más ahoga las palabras.

Un abrazo

Emilia dijo...

Hola!

Me gustó mucho el texto, porque refleja claramente esa sensación "borrosa" que queda cuando el otro se va... después de haber escrito tanto.

Un beso

Piel de letras dijo...

"Escríbeme"... y parece que le dices: "escríbele a medio mundo, menos a mi" ¿no? JAJAJAJAJ noooo, si son de un entendido, ¡¡¡que no veas!!!
Mas que amarillo, BLANCO, alcachofita, para escribir sobre ellas con letras nuevas, negras y rojas, verdes y púrpura, guindas y sienna, pero jamás azules.

Digo yo... besillos.

TOROSALVAJE dijo...

Borrón y cuenta nueva. Pues eso.

El amarillo queda bien (menos en el teatro)

Besos.

Beatriz dijo...

Que poquitas palabras y cuanta carga emocional tiene tu escritura. Gracias `por tu comentario. He viajado en un tren rápido por tus blog para conocerte pero me he convencido que debo recorrerlo dando pasos cortitos para disfrutarlo. Enhorabuena Gwynette. Te seguiré a partir de ahora.

Tomás dijo...

Felicidades por el blog: gran descubrimiento. Me ha despertado una sonrisa volver a leer esa frase de Cioran.

Saludos
Tomás

Enredada dijo...

Detesto el amarillo, pero es bueno que hayas pintado todo...
besos

SOL dijo...

Buen tema!!! Y si... es verdad trasformar las cosas en otro color... Es como transformar o reinventarnos!!! Me gusta el amarillo claro.. buen color para los cambios!!! Besotes... por que nadie me vistana mi??? ufff que dificil se me hacer hacer amigos por aca!!!

De cenizas dijo...

El Amar-illo es muy adecuado para esas situaciones...

besos

Maybe dijo...

Excelente opción!! Los colores nos iluminan el alma.
Saludos.

Equilibrio Im-posible dijo...

Pintaste de brillo tu ilusión. La mejor opción sin duda.

¡Me encanta tu blog!

Un abrazo

Tumulario dijo...

Como dije un día en algún lugar me gusta la idea de la fugacidad de las palabras.
Nada queda, todo cambia, si nuestros sentimientos cambian como no va a cambiar aquello que producen.
Pintar la casa es una buena manera de recomenzar.
Pero que lo que venga siga escribiendo, no hay mejor manera de verse que leerse.

Laluz dijo...

Y ahora? habrá que volver a escribir?

Inuit dijo...

Gwynette,
Siendo muy diferentes, coincidimos en el post (hacía muchos meses que lo tenía escrito, pero no encontraba el momento).Tú, lo has publicado ya, yo dentro de minuitos.
El amarillo es muy luminoso, alegre y hace recordar tus páramos soleados (me gustó tanto y tanto, cuando salta el muro y se los encuentra..)
Has cambiado tu imagen.
Inuits

Gwynette dijo...

Inuit: hace un rato he entrado en tu blog y te he preguntado...por qué en tus últimos 4ó5 posts que no se puede responder? :-(

Besos

Gwynette dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
p a m e l a a dijo...

Las palabras escritas son una de las mejores cosas que existen, bueno a mi criterio. Muy bello y un saludo.

Ñoco Le Bolo dijo...

... te digo...

Pues sí. Mejor amarillo que negro. Ya habrá otras caligrafías... inclusos rectas.

Un beso

corazondemelon dijo...

rafagas de aire fresco y amarillento

Hanna dijo...

Porqué Amarillo?
Verde, Azul, rosa...

Besitos y buen fin de semana

fgiucich dijo...

Eso es lo mejor, amiga: borrar y empezar de nuevo. Abrazos.

Jin dijo...

te das cuenta de cómo tu post contradice el dicho de "los escritos quedan, las palabras se las lleva el viento"? pues ni eso, y en este caso mejor que mejor, a quemar los trapos viejos en la playa, anda!

Franziska dijo...

¿Sabías que el color amarillo es el de la fidelidad conyugal? Se te ha colado un duende y, sin saberlo, aún le eres fiel.

Saludos cordiales.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Exacto. Redecora tu vida!

Alatriste dijo...

¿Por qué tengo morro?
Besos y me gustó tu blog.
Gracias por visitarme.

thoti dijo...

.. el amarillo es un color muy luminoso.. y debe ir muy bien para los borrones..

.. besitos, alcachofa..

campeon dijo...

me alegra haberte descubierto
aunque yo no pintaría nada de amarillo ya que es de los colores que menos me gustan
saludos

FER dijo...

Me ha gustado la metáfora, pero yo la habría pintado de azul o de verde, creo.

Beso

piluna dijo...

Cuantas verdades esconden las letras, todas personales, emocionales, son delatoras por naturaleza... besos

Mandarina azul dijo...

Dicen que las palabras se las lleva el viento amarillo...

:) Un beso, Alcachofilla.

Sibyla dijo...

El amarillo es alegre, extrovertido y un poco estridente...como la luz lo inunda todo, hasta el microondas!

A rey muerto, "amarillo puesto"

Mil besos querida alcachofa:)

LlunA dijo...

Y es que las palabras pueden perderse en sí mismas, perder su significado, dejar los recuerdos en blanco.....o amarillo!

Un besote

Jin dijo...

Gwyn, me encanta tu alter ego, tu alias, tu avatar... esta niña de Balthus es uno de mis cuadros preferidos y hasta apareció un día en mi blog (http://aproposdusable.blogspot.com/2008/01/la-paresse.html)

besín

√ Lolylla √ dijo...

Las palabritas se las lleva el viento....

un abrazo amariilista gwy!!

indigo dijo...

Me gusa tu estilo, alcachofita.
Me has recordado esa película que vi hace años en la que los amantes se comunican con postit que van dejando por toda la casa, ¿la conoces?. Ahora no recuerdo el nombre, pero es una peli especial. Me gustó.

SOL dijo...

Que tengas un buen comienzo de semana!!! Besotes de tu nueva amiga porteña!!!

Bohemia dijo...

No hay borrón que cien años dure...

:o)

Un abrazo

JuanMa dijo...

Mi letra no se entiende, así que yo también me quedo con el amarillo.

Besos y un abrazo, Arquera.