sábado, 10 de enero de 2009

divagando que es gerundio...

.

Etnografía virtual.

Las relaciones en el mundo virtual no son un mundo paralelo, no es otra dimensión de lo real. No es Marte o es Venus.

Antes, cuando viajábamos o nos trasladábamos de país, nos carteábamos, y el estado de ánimo cambiaba desde la emisión de la carta hasta el "acuse de recibo" del receptor. Eso hacía lenta la comunicación y dificultoso seguir el desarrollo y el ritmo interno del remitente desde el momento en que el mensaje era escrito y depositado en un buzón hasta que llegaba la respuesta.
Si había urgencias -antes, como ahora- el teléfono sustituía a la redacción.

En este momento, desde nuestras casas, seguimos la evolución de los blogs que sustituyen a las cartas y a los anticuados diarios. Cada uno con su identidad y todos bien diferenciados, y tenemos la impresión de conocer bastante mejor los caracteres de los narradores -pongo un ejemplo rápido que hoy tengo el día fatigado- que el de los vecinos más cercanos, con los que a veces sólo cruzamos una sonrisa vaga y un par de frases amables en el ascensor.

Y ahora divago con algo que desconozco...cuando nos cansemos de los blogs -que todo se andará-, qué pasa con los blogs abandonados?. Cuanto tiempo rondan por el ciberespacio sin dueño que les renueve las emociones?. Tienen fecha de caducidad?. Hay un Gran Hermano que los vigila y los elimina por falta de tráfico?.
Cada día se crean 120.000 nuevos blogs.





-grupo de bloggers desorientados que
se preguntan lo mismo
-

,

30 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Pensé eso cuando me enteré de que una bloguera murió de cáncer. Recuerdo que llegué a su blog y había un comentario dentro del último post donde la hija comunicaba a todos que su madre había fallecido.

Recuerdo que pensé que ese blog siempre estaría por ahí, que incluso es posible que alguien le comentara algún post sin saber que la propietaria del mismo había fallecido.

Me impresionó.

Besos.

Gwynette dijo...

Se me ocurrió la pregunta cuando supé que el amigo de una amiga mia -japonés- se había matado en un accidente de moto, pensé: sus palabras están rondando por ahí, y los que no conozcan su história, quizás, aún dejen respuestas en su último post.

:(

Besitos, Toro

De cenizas dijo...

!Ostras¡ Pues es verdad. ¿Quieres decir que despues de un tiempo largo de inactividad, bloger no los elimina?
Es que si no... qué mal rollo... me has dejado pensativo...


besos

Tanhäuser dijo...

Una vez leí que la inmensa mayoría de los blogs no llegan a los seis meses de vida. ¿Será verdad?
Yo contemplo la posibilidad de que un día, alguno de los blogs de los que soy asiduo o, incluso el mío propio, desaparezca. Lo que me aterra es perder el contacto con la persona que hay detrás. Ese ser con el que se llegan a crear lazos de complicidad, de solidaridad y de auténtica amistad.
Así que, carxofeta, si un día te da por poner en cuarenta a "El amor es como una alcachofa", que no se te olvide enviarme tu dirección de correo para que pueda saber de ti, ¿me lo prometes?
Petons, Carxofa.
Mira, m'has posat d'un tristot...

yotelocorto dijo...

Tienes razon, seguimos haciendo las cosas de siempre pero con otra forma...

Dara Scully dijo...

Yo creo que cuando se les abandona, ellos buscan otros blogs abandonados y se van al planeta de las estrellas. Pero solo lo creo.


Un miau

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Hola y gracias por viitarme. Un poco para referirme a ese ritmo frenético de los BLOGS, yo dejo que sean unos pocos ojos quines se poesen sobre lo insensato de lo que publico y con ello cubro un poco mis divagaciones de ese sueño de que a uno "alguien" lo lea y lo incluya en sus lecturas, al menos.

Un abrazo desde esta Colombia, no lo había hecho antes porque estaba en vacaciones haciendo un nada bien grande para mí y para mi cansado cuerpo.

Paloma Zubieta López dijo...

Uy, Gwynette hermosa... no tengo la menor idea de lo que será de esos blogs pero supongo que algo similar a lo que sucede con los libros: habrá quien los reviva al pasar, sólo un poco. Lo que a mí más preocupa es pensar en el día en que no contemos con energía eléctrica, ¿cómo podremos (si es que se puede) rescatar todo esto que vive en el ciberespacio? Eso es lo que de verdad, me da miedo. Besos mil de acá.

Tanhäuser dijo...

Escolta estimada, que m'encanta aquesta mania de creuar-nos que ens ha agafat darrerament.
Vaig a fer l'esmorzar, que aquestes dues ja comencen a despertar-se.
Petons matinadors.

FER dijo...

Habría que crear un blog que recoja los nombres de los blogs olvidados.

Petonets

Tomás dijo...

Dios o quien sea que guía nuestros destinos, le Diable Probablement... ¿Qué será de nosotros? Jamás habrá existido un cementerio tan concurrido ni ningún epitafio tan generoso.

Bisous
Tomás

Eva dijo...

Yo después de varios años he visto cómo mueren blogueros, como blogs son borrados o abandonados por hastío, por falta de tiempo. A veces he pensado en el sentido de todas estas palabras prendidas en este vacío cibernético, en su sentido...y la verdad, no termino de encontrárselo. Supongo que blogger y las otras plataformas, con el tiempo, establecerán un sistema para eliminar aquellos blogs que después de un tiempo prudencial, a saber cuánto, no sean actualizados.

Besos.

Quejio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Quejio dijo...

Están.

Las palabras y las imágenes nunca desaparecen. Se posan y se quedan.

O ...

http://es.youtube.com/watch?v=mbTqqtS6D6g


Saludos lunáticos.

Susy dijo...

Llego hasta aquí, me paro y leo.
Pienso en mis razones para escribir cada semana en un blog y, seguramente, se trata de una necesidad de poner de relieve algo que durante la semana ando rumiando.
El día que deje de hacerlo, será como
"lágrimas bajo la lluvia", o tal vez no.
¿Que importa?.
Felicidades!!!

thoti dijo...

.. la pregunta no es ¿que vamos hacer sin los blogs sino que pasará cuando no podamos comer alcachofas? ¿te lo has preguntado, eh, te lo has preguntado?..

.. besitos divagadores un domingo cualquiera tal cual hoy..

LlunA dijo...

aYSSSSSSS...Tenia mil diarios escritos...envié millones de cartas y cada semana desde el teléfono fijo nos llamabamos para ver que tal nos había ido la semana. Pues hasta un puente, navidad o verano no nos ibamos a ver...era una amistad diferente, una manera distinta de expresar, de explicar...
Y sí, que pasará con esos blogs abandonados...con esas palabras ya vividas??? quien sabe...
Un petonet

semifusa dijo...

Como comenta Tanhäuser, la pena no es que un blog habitual y querido desaparezca, sino dejar de saber de su autor, con el que se crea un vínculo especial...

Es verdad... tu entrada deja un poso de tristeza...

Muchos besos, Alcachofilla. :)

Franziska dijo...

De Blogger, yo te puedo afirmar que los cierra. Deja una página testimonial pero no te permite entrar, dejar comentarios, nada y seguramente terminará desapareciendo.

Por un cambio en la dirección del correo electrónico -fue imposible hacer el cambio con Blogger- tuve que cerrar "Humor, sociedad y poesía" y también el 2º asociado, "El juego de la palabra dada".

De todos modos, a mi me ha sucedido alguna vez que buscando imágenes, me he encontrado con blogs literalmente abandonados y sin embargo, no clausurados.

Gracias por tu visita y comentarios en el "Juego de la palabra". Si no te importa, cuando te encuentres por ahí una palabra, me la pasas. Te lo agradeceré un montón. Es un juego muy divertido seguir las ideas que una palabra puede provocar.

Churra dijo...

Joper alcachofa, vaya trascendental que me empiezas la semana , eso es como pregunternos si hay vida mas alla de la vida o todo se queda sin mas que el vacio total.
Algunos blogs que conozco tienen una sección donde se recogen (a modo de cementerio)los enlaces a blogs desaparecidos, a algunos los conocí cuando rean autenticas vacas sagradas de la blogosfera que un dia desparecieron sin mas colgados de un ultimo post , otros fueron eliminados sin mas .
Fijate que me da penilla pensarlo .
Un beso
(la foto del post no es mia , ya quisiera pero no, es de esas que vi por ahi y guardé aunque no se quien es el autor..)

Beauséant dijo...

basura intangible de ceros y unos vagando por el ciberespacio.. y todo para qué, tanta tecnología, tanta modernidad para sentirnos un poco más solos...

B.B. dijo...

que mal royo me ha dado y que razon tienes......

Arcángel Mirón dijo...

Yo espero tener el valor de eliminar el mío cuando entienda que ya llegó la hora.

senses or nonsenses dijo...

una barbaridad
se regularán sólos como los mercados?
a mí me parece el juguetito más interesante del mmto. (paso de fotologs y facebooks, de momento).
No se puede no comunicar
¡viva la comunicación!

besos.

Gwynette dijo...

Yo me aburro con el Facebook, y vuelvo al redil -blog- ^_^

Besitos

Juan Rizzo dijo...

Una vez me pregunté lo mismo(con palabras similares, si bien más deslucidas). Ahora pienso que de todas maneras ya todo estaba escrito en algún otro lado, así que da más o menos lo mismo la ubicación exacta del cementerio de los blogs.

Por ejemplo:

hace milenios
se me ocurrió este haiku
que ya era otro

("eterna originalidad del plagio")

Tesa dijo...

Qué importa si desaparecen.

Siempren van quedando en mí huellas de lo que leo, me hacen pensar, me incita a saber más, me sorprende, me hace reír, llorar, emocionarme, eso es presente y lo disfruto ahora.

El rollo es que se pierda tu blog antes de que lo quieras abandonar.

Por lo que leo no es raro que algún bloguero con los que te comunicas muera, pero siempre me queda la duda de si es cierto o es un experimento.

No quiero que te vayas, Gwynette, me gusta venir por aquí y saber que estás y leer los post atrasados.

Muchos besos, subo al piso de arriba a ver a la Semionova

JuanMa dijo...

Yo creo que de verdad se nos puede conocer bien a través de lo que escribimos.

Y el día que me canse, mi blog desaparecerá para siempre.

Besos.

errante dijo...

Yo acabo de matar el mío, ya sólo me queda enterrarlo. Le diré que me diga a dónde va y te lo contaré.

errante dijo...

"al mío" , no "el mío"