martes, 10 de marzo de 2009

cruzando las Ramblas...



















-estatua humana Ramblas de Barcelona-


Hay días, hay temporadas, -hay siglos-, que
todo se me antoja dificultoso.
Las cosas más sencillas se me hacen una montaña.
Durante todo el tiempo es un combate a brazo partido para
ganarle el pulso a lo cotidiano.

Hoy, después de recoger unos papeles en un edificio "oficial" -que cosa tan molesta!-, he cruzado la rambla de mi ciudad famosa por sus flores, y me he detenido delante de un pequeño olivo con las hojas plateadas giradas hacia mi, brillando al sol. He entendido que era un acto de seducción, un canto de sirena, y, precipitada y sin darle tiempo a los preámbulos, lo he comprado.
Y allí estábamos, paseando el olivo y yo, entre los turistas y las estampas más características de las Ramblas: las estatuas humanas, tan integradas al paisaje, que cuando al anochecer recogen sus bártulos y monedas, se crea un gran vacío, semejante a la idea de ir al Vaticano a contemplar la bóveda de la capilla sixtina y encontrarnos que las pinturas han sido cubiertas.
Hemos cogido el metro, la línea 3. Yo, sintiéndome un poco singular sentada entre una embarazada y un ejecutivo y con el arbolillo -que fuera de contexto parecía más grande-, acomodado en mi regazo. Y me imagino que el pobre oleastro, ahora sin brillo bajo las luces del duro neón, apretujado entre un gran bolso y mi pecho, sintiéndose totalmente desplazado.

Al llegar a casa, lo he colocado donde no debería estar, en un lugar donde nunca lo arrullará el sol, pero donde mis ojos lo verán desde cualquier ángulo de la sala.

Y es que hay días, -siglos-, que es necesario comprar un olivo enano, y que su efecto placebo adormile unas ánsias de paisaje panorámico.

.

32 comentarios:

Nausicaa dijo...

:) Si, a veces tenemos que tejernos nuestra propia realidad para encajarnos más cómodamente.

eMiLiA dijo...

Qué linda imagen la del arbolillo en pleno viaje!

Un besoo

:)

Beauséant dijo...

quizás puedas iluminarlo con algo que no sea la luz del sol.. una sonrisa, un poema... ni idea.

El futuro bloguero dijo...

Pues a ver si te arraiga bien ese olivo.

Era por saludarte, y asegurarte que no te daré sablazo, pese a que seas amiga del mosquitillo...

Abrazos y croquetas.

fgiucich dijo...

Cuanto placer me ha dado siempre pasear por la Ramblas y gozar de su entorno que seduce. Haber comprado el olvio, me parece, un acto de sabidurìa, amiga. Que lo disfrutes. Abrazos.

TORO SALVAJE dijo...

Que ganas me han entrado de darme un paseo. Mañana mismo iré.
No creo que compre un olivo.

Besos.

Espérame en Siberia dijo...

A mí es que esas estatuas siempre me han dado entre miedo y otra cosa que no sé cómo describir. Debe ser porque cuando fui a Disney de niña, una de ellas se acercó mucho a mí y me hizo un truquito de magia que hasta la fecha no he logrado descifrar.

Y nada, a veces esas temporadas valen la pena. Aunque nos parezca que duran siglos.
Cariñitos =)

Beatriz dijo...

A veces es necesario creer que una simple gota de agua que va cayendo de un grifo desgastado puede crear una generosa ola que calme la necesidad de un abrazo. Si Gwinette, un olivo enano o.. una ola imaginaria, son a veces suficientes para no sentirnos en soledades no elegidas

TORO SALVAJE dijo...

No.
Voy a ver que han hecho otra vez, anteriormente abrieron una a mi nombre e hicieron creer que la había abierto yo.
Pedí que la borraran y lo hicieron.
Supongo que ya han vuelto a hacerlo.
Estoy cansado ya de tanta tontería.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Si es alguna en concreto te agradecería que me lo dijeras en mi correo.

mundomagiko@gmail.com

Fernando Sabido Sánchez dijo...

expléndida descripción con toda la belleza de tus palabras
un beso
fernando

Megapili dijo...

Cuando no puedes ir al campo, el campo ha de venir a ti ¿no? ^^

yo lo tengo más fácil cuando regreso a casa: sólo tengo que bajar por una calle para sumergirme en la naturaleza. ;)

Madame Vaudeville dijo...

Me gusta cuando escribes porque estás tan presente... Un beso, alcachofilla. Gracias por estos textos tan lindos-

De cenizas dijo...

Si te paseas por las ramblas, es posible que te cruces conmigo... suelo estar disfrazado de Agapornis en una pajarería. Se me distingue porque llevo la cámara de fotos colgada al cuello.
Bromas aparte...suelo ir de "caza" de imágenes... es una de las calles más ricas del mundo en ellas.

Sabes? yo me compre un olivo bonsay... me daba pena y lo planté en el jardín... ¡Esta enorme y feliz!


besos.

Lucía dijo...

Afortunada tú, Gwynette, que podrás cuidar el olivo y él cuidará de ti.
Yo ni me lo planteo, lo he intentando varias veces con diferentes plantas pero se me mueren todas, debo de tener mal karma. ¡Snif!
Un beso.

Ananda Nilayan dijo...

Con esta lectura te he acompañado en silencio por todos esos lugares y sensaciones que tan bien describes. Dicen que el olivo ayuda a regenarse, sobre todo tras haber sufrido emocionalmente. Seguro que os haceis buena compañía. Abrazo.

thoti dijo...

.. bendita la ciudad, que en su paseo principal, resalta la belleza de las flores..
.. las hojas del olivo, sus dos tonos de color, me seducen.. ¡que sencillez!.. (casi igual que los políticos, juas)..
.. un olivo viajando junto al pecho de una dama, ¡que sensual!..
.. me encantó tu entrada, alcachofita..
.. cuídese usted..

Casilda dijo...

Que gusto me da esa imagen con el olivo en la mano ...
Hoy por ejemplo es de esos dias en que yo tambien necesitaria un olivo enano o una encina que aqui crecen solas , o cualquier cosa, pero algo que ayude a sobrellevar lo cotidiano.
Un beso

Juanlu dijo...

Ahota toca mimar ese pequeño olivo...

Moony-A media luz dijo...

No te preocupes, sólo te has dejado seducir por lo bello. Y, eso es... magnífico.

Envidio tus ramblas :)

Un beso grande.

Franziska dijo...

Pobre olivo sin luz lo condenas a muerte segura porque no filtran la luz electrica y sin realizar sus funciones, morirá de hambre. Te aseguro que esa planta estará lanzándote mensajes para que la cambies, empezará a perder sus hojas, se pondrá tan lánguida que tendrás que tomar alguna decisión. Para un olivo es mejor el sol directo aunque ¿no será un bonsai, verdad? Porque si es así, retiro lo dicho porque de ese tema no tengo la meneor experiencia.

Un abrazo.

Ñoco Le Bolo dijo...

Con la mirada ausente...

Algún día, ese olivo te contará una historia, la historia de un olivo rescatado para iluminar los ojos de alguien que sabe lo que es el goce en el brillo ceniciento de unas hojas mirando hacia lontananza.

...y te digo: besos

CristalRasgado & LaMiradaAusente
_____________________________

Pablo dijo...

¿un olivo?
espero que seas feliz con el.
enseñale el mar de vez en cuando, eso le calmará de encontrarse solo en casa.

Quejio dijo...

uuum...

ahora sé quién eres.

La que me clavó la rama del olivo en el ojo mientras salía del metro!!! ;-P

Cosas más raras se han visto por las ramblas, qué te voy a contar! Mi Rambla querida ...

Besos lunáticos

Le Mosquito dijo...

Ya me estás poniendo ese olivo en una ventana ¡ar!.
Cuidalo, te necesita.

jnj dijo...

¿De modo y manera que eras tú? Te confundí con Dafne, creyendo laurel al olivo... Continuaré buscando. Esta vez más cerquita del Apolo.

ele de lauk dijo...

Un olivo enano ! Se puede soñar todo enanecido entonces : una parcelita en granada , plantada con olivos enanos , un javiercito bardem que nos aguarde en una casita pequeñísima a la que accederemos montadas en nuestro potrillo enano , una enanísima historia de amor que dure segundos y así ...
Tal vez deberíamos hacer lo contrario que pensar en grande : nuestros sueños serían más modestos y posibles .
Gwynette , me encantan los olivos enanos y los sueños gigantes !

Misántropo dijo...

Cada nuevo siglo se hace más cuesta arriba la primavera.

Todo muda a la carrera. Y hay signos que derivan en placebo, y placebos que son germen.

Y yo no sé ni lo que me digo...

Un besito.

Jin dijo...

anoche veía cómo Raquel Raquel/Joan Woodward se llevaba con mimo a casa el bonsai que le acababa de regalar su amiga Calla. y también recuerdo una foto adorable de Doisneau donde se ve a un señor con un árbol, sentado en un autobus... tienes algunos antecedentes gloriosos, Gwyn!

JuanMa dijo...

¿Y te funciona? A mí el panoramismo no se me pasa tan fácilmente...

Besos panorámicos.

Paloma Zubieta López dijo...

Me encantó la idea del olivo por la panorámica verde... pero no lo castigues tanto, déjale ver un poco el sol... un abrazo de mi cuna de moisés (que se ha conmovido mucho con el texto) y besos para ti.

indigo dijo...

Buena compra... pero piensa en él y dale la luz que necesita... de lo contrario, no podrá continuar seduciéndote.
Besote