martes, 3 de marzo de 2009

quien escucha un rumor no tiene garantías de que sea cierto...


















Los rumores se extendían.
Apuntaban como saetas envenenadas en dirección a la forastera que vivía en
la casa de los álamos.

Te has enterado?...sabes aquella mujer que parece tan delicada, la que sale al anochecer, si, la que nos cruzamos por la calle principal siempre con la mirada baja?..se dice, se comenta, que ha cometido un asesinato en otro Estado, que se ha fugado y se esconde de la justicia en la casa de la colina, la verde, la que sólo se alquila en verano. Seguro que en cualquier momento será reclamada y devuelta al Estado que tiene la jurisdicción de su delito. Dicen, que antes de encender las luces de la calle y amparada en las sombras, a la hora del cierre, se presenta en la papelería "Books and Coffee", que compra cantidades enormes de folios...y que antes de pagar, manosea el papel tocando las distintas texturas. Un comportamiento rarísimo, que tiene muy molesto al puntilloso sr. Bart.

Dorothy Ahlquist, ajena a los rumores, concentrada, trabajaba de noche y se dormía al amanecer.
Decidió tres meses atrás que el azar le indicase una ubicación donde pasar el otoño, giró el dedo índice en el mapa recién comprado y señaló un pequeño pueblo con el nombre desgastado y sin dudarlo se instaló en una pulcra y luminosa casa victoriana de madera, en las afueras, rodeada de cañadas y dehesas con dos grandes álamos que guardaban la entrada principal.

Preparaba su quinta novela policíaca, género: serie negra.
Debía entregar el original a finales de Noviembre. No podía distraerse ni defraudar a un público fiel, después que los críticos dijeran de su última obra: "La asesina sin disfraz", que había tocado techo y la consolidaran a la altura de escritores como Mc Coy, Hammett, o el mismísimo Chandler.
Pensó que había tenido mucha suerte al adoptar un lugar tan agradable y tranquilo para trabajar y se alegró de que los habitantes fuesen tan discretos que nunca la visitaban ni la interrumpían.

Afortunadamente aún le quedaban dos meses por delante para terminar su ficción: "La broma funesta".
.

35 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Bichos hay en todas partes.
Está infestado.
Mejor obviarlos.

Besos.

Piel de letras dijo...

Jejeje
Algunos rumores son divertidos. Leí por algún lado que: "todos los pueblos del mundo se inventan monstruos para tener de qué hablar y a qué temerle"

Besos

Quejio dijo...

Rumore, rumore ... (entonando, eins)

Los rumores, rumores son.

P. D. Lo comparto contigo, allí dónde esté tiene que estar revolucionando a todo el mundo.

Besos lunáticos

De cenizas dijo...

Se rumorea que Dorothy Ahlquist tiene un nuevo libro "in mente" que se titulará: "La alcachofa asesina" ;)

besos

Gwynette dijo...

JAJAJAJAJAJA :))))

Marie Augustine. dijo...

me encanta la frase del titulo de tu flog.

fgiucich dijo...

Muy bueno!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Abrazos.

Franziska dijo...

Rumorea que algo queda. Incluso hay quien para excusarse lo justifica. En España ha sido siempre un vicio. Espero que este vicio haya muerto con las personas de mi generación y que las que sois ahora la esperanza del país no lo lleveis más en vuestro equipaje.

Es muy simpático el relato y es bueno que haya un escenario alejado del nuestro para evitar suspicacias.

Un abrazo.

thoti dijo...

... ¿qué dices que se comenta que ha cometido un asesinato?... ¿que se ha fugadoooo?... ¿que se esconde de la justicia en la casa de la COLINA?... ¡NO HAGAS CASO A HABLADURÍAS!: ¡POR AQUÍ NO ESTÁ!..

.. besitos, alcachofita nuestra..

Emilia dijo...

Qué bonita historia!

Los rumores por detrás de la escritora y ella tan atenta a sus letras que ignora esa otra clase de palabra tan filosa.

Un besoo

:)

Inuit dijo...

Los comentarios, sí que son una trama negra y pegajosa como la pez y resulta que la mediocridad existente se los creen sin dejar una oportunidad a la duda o a la comprobación.
muy bueno su post señora Alcachofa, estamos en su mejor época.
inuits

Misántropo dijo...

Siempre ha sido así.

La realidad se apoya en la ficción. Y la ficción se nutre de la realidad, que la supera.

Y a veces la broma, resulta funesta.

Es estupenda la imagen con la que ilustras la idea.

Se te ve forteta. Un beso.

Le Mosquito dijo...

Hay rumores que... matan.

Casilda dijo...

Si hubiera conocido esos rumores probablemente hubiera invitado a las fuerzas vivas del pueblo a tomar un té para darles algo que contar por los siglos de los siglos..que tomaron el té con una asesina .
¿Porque se sospecha siempre de lo que no se entiende o no se conoce ? Miedo me dan estas cosas .
Besos

Nausicaa dijo...

Me encanta! El relato es magnífico, con su atmósfera perfecta para asesinatos reales o ficticios. Y Bueno, respecto a los rumores… El aburrimiento es el causante de muchísimas maldades, mejor mantenerse alejado de los ociosos :P

Moony-A media luz dijo...

Quien levanta rumores tiene dos problemas: envidia y ganas de llamar la atención.
Quien les da pábulo, tiene dos problemas: envidia y tiempo que perder.
Quien los sufre, tiene dos problemas: las moscas y las víboras.

En fin...

La historia es perfecta y es el espejo de la realidad cotidiana.

Un beso grande.

Arcángel Mirón dijo...

"Lo que se dice de un hombre, sea cierto o falso, ocupa tanto sitio en su existencia como lo que ese hombre hace". (Victor Hugo).

:)

Tumulario dijo...

Y lo que disfrutará Ms. Dorothy cuando se entere del rumor, seguro que le servirá de inspiración para el último capítulo de su libro y es que la realidad suele ser la mejor novela.

Espérame en Siberia dijo...

¡Qué bonito! Entonces, si te escribe de noche, tú debes dormir encantada.

Muchos cariñitos :]

Paloma Zubieta López dijo...

¡Qué grato y sorpresivo giro, Alcachofa! Me gusta tanto la atmósfera como el relato... de los rumores, lo mejor es olvidarlos. Besitos.

Ananda Nilayan dijo...

Uy si yo te contara los rumores que me sorprenden al paso en este lugar soleado... genial entrada, doña!!!

Dara Scully dijo...

Se le pegaban los folios a la piel y sus ojos instaban a los rumores. ¿Llegarían a saber la verdad?



Un miau, señorita recolectora de alcachofas :)

Maybe dijo...

Los rumores pueden ser muy destructivos; me hizo recordar una película llamada Malena, donde los rumores mal infundados dan pie a una serie de situaciones, que casi arruinan la vida de la protagonista.
Saludos.

LlunA dijo...

Rumores que matan...hay personas demasiado aburridas que piensan poco en ellas mismas y demasiado en los demás(y no para bien, claro...)

Petonets

Isabella dijo...

Pásate por mi blog, tienes una sorpresa!!!

rOo RAMONE dijo...

En mi país, justamente en mi ciudad son muy de rumores, de extendrlos sin que sea cierto, no sé por qué será...
pero yo me quedo con lo real, y alejamos lo incierto
Un beso!

Lovelyrita dijo...

siempre quise ser al causante de algun rumor, que me miraran por el barrio raro como a Dorothy. y en especial si es por comprar cantidades enormes de folios y descubrir sus texturas.

un saludo alcachofa y feliz año nuevo.
que sea uno bueno, no?

Sibyla dijo...

Es cierto, la vida y el mundo está formado y alimentado de rumores...
En todo ámbito de la comunicación te los encuentras, pero parece ser que son más proclives a pulular en pueblos o espacios pequeños.

Me encantó el final!

Besillos alcachofita:)

Beauséant dijo...

lo malo es que esas cosas crecen hasta convertirse en verdad y un día verás un puñado de campesinos cabreados intentando linchar a un inocente :)

Francoise Voisin dijo...

No entiendo nada de lo que escribe usted, pero al menos pone los puntos y las comas en su sitio; costumbre esta que se está perdiendo en nuestro país, otrora llamado España.

Seguro que leyendo buena poesía, como la que humildemente le ofrezco, usted llegaría a escribir algo coherente y sensato.

Sin más:
Un patriota.

Francoise Voisin dijo...

Y usted disculpe, se me pasó identificarme como Dios manda.
Ahora, sí.

Zanahoria dijo...

Qué aire más cinematográfico!
Estoy convencida de que he visto una película hace tiempo muy parecida.
:)
Me gusta el misterio!

Un beso.

jnj dijo...

Excelente contraste entre el frente y la espalda.

La realidad es una, por su cuenta y riesgo. Nosotros la "prismatizamos", ya sea atendiendo excesivamente a ella y deformándola o viviendo de espaldas a ella e ignorándola.

Muchos besos.

Susy dijo...

Qué interesante, siempre me han apasionado las vidas que se dán al margen y, si además, es para elaborar algo llamado "la broma funesta", mucho más.
Y vivo yo tan campante, siempre también al margen, de rumores y chismorreos.

Felicidades y un abrazo.

Gwynette dijo...

Franciose Voisin, mosquito cohonero !..como te coja, te doy con la zapatilla y queda tu nombre escrito en la pared -en sangre, por supuestísimo- ! :)))
Besitos