martes, 4 de agosto de 2009

viajero...


















Como un artista circense se aseguró un pie en tierra firme, mientras el otro viajaba por otros continentes.
Equilibrista acrobático del más dificil todavía, en su huída hacia adelante consiguió hacer el equilibrio invertido, consistente en desplazar su cuerpo a las antípodas y mantener la mente en el punto de partida para no conocer la melancolía al encontrarse en lugares extraños.

La sensación de soledad que lo acompañaba en el presente, estaba involucrada en el pasado, en su memória, y en un deseo de olvidar sin olvido.

.

33 comentarios:

Romina E. dijo...

Que planteo... "olvidar sin olvido"
Muy buen texto, me dejó pensando
Besos!

Mitsu dijo...

¡Por eso me lancé a la mar! Para terminar, como siempre colgado de un palo mayor...


:)

Tony Amesty dijo...

Es muy interesante......es como un remolino que gira en sentido contrario.......y no....

Un abrazo

Fernando dijo...

Somos ciudadanos del mundo, sí, pero la tierra, tu tierra, es aquella en que naciste y te dsarrollaste: no podemos olvidarla aunque hagamos equilibrios visitando otros mundos. Un abrazo.

Maybe dijo...

Esa melancolía es atemporal, pero vive en nosotros, tal como el palpitar de nuestros corazones.

A veces me cuesta entrar a tu blog, el programa no me permite entrar a tú página a menos que desactive el firewall.

Saludos.

Paloma Zubieta López dijo...

¿Te fuiste a Donde habita el olvido, Alcachofilla? Me gusta el equilibrista y su método, aunque de pronto, hay que olvidarse de muchas cosas, un besote.

fgiucich dijo...

Estaba extrañando a estas historias que me seducen. Abrazos.

Ananda Nilayan dijo...

Ohú, iya, así me he estado sintiendo todo el día de hoy!!!... oye, no tendrás una bola de cristal??? jajaja. Abrazo.

eMiLiA dijo...

Me gusta eso de mantener la mente en el punto de partida para evitar melancolías.

Sería la solución perfecta!!

Un besoo♥

De cenizas dijo...

En un juego de esos... uno se parte una víscera y...


besos

Le Mosquito dijo...

Estás que te sales. Pero, en tu caso, salirse para quedarse muy dentro.
Fantástico!

Nausicaa dijo...

Es que olvidar sin olvido te puede volver loco.

TORO SALVAJE dijo...

Buena idea la del equilibrio invertido.
Probaré.
Si me la doy volveré a probar.

Besos.

ahhh dijo...

Siempre luchamos con ese doble deseo de tener los pies bien firmes en la tierra y esas alas que se despliegan para echar a volar. ¿Acaso la solución sea esa, la de dejar un pie en tierra, bien plantado sobre tierra firme y con el otro hacer equilibrios sobre ese esfera en la que vivimos? Así se asegura que nunca caerá del todo, pero....
....¿no hay equilibrios para los que son necesarios los dos pies, equilibrios en lo que hemos de exponernos al peligro de caer?

(un beset Carxofeta, i bon estiu!)

thoti dijo...

.. yo si que soy viajero de tus alcachofas.. :-)

.. besos..

Francisca dijo...

Quizas es cursi, pero es parte de la naturaleza del ser humano
ese desenfreno a querer saltar y volar a lo desconocido
mientras la poca cordura que nos queda, nos amarra con toda su fuerza

Saludos y cariños desde la lejania

El futuro bloguero dijo...

Pues todo un ejercicio, el equilibrio con la persistencia en la memoria, el olvido y la cordura, presente y pasado, pie firme y paseo móvil.

Qué bonito Gwy.

Franziska dijo...

En algunos momentos de su vida ¿quién no ha practicado esa suerte de equilibrio? Es muy complicada la existencia. Diría más, es muy puñetera ¿por qué sino se empeña en contrariar nuestras expectativas de felicidad? Cuando lo que ansiamos todo es hallar la felicidad.

Julia dijo...

Mmm, cómo se hace? Cómo se consigue lanzarse a lo desconocido, a lo nuevo, sin que se cuele en la valija la melancolía?
Besotess, Alcachofa!!!

Beatriz dijo...

Es extremadamente difícil hacer equilibrio con nuestra memoria. Las lágrimas, a veces, nos juegan una mala pasada y perdemos el sentido de la verticalidad.
Un abrazo sincero.
Hermoso relato, como ya nos tienes acostumbrada.

Madame Vaudeville dijo...

Nadie dijo que fuera fácil ser equiibrista sobre el fino hilo de la vida.... Besos en soledad, pero mirando al frente

Marisa dijo...

Es difícil permanecer
en ese constante equilibrio,
con un pie en tierra y el
otro vagando por un mundo
de sueños y quimeras.

Fue un placer el haberte
descubierto.

Besos

Ñoco Le Bolo dijo...

… con la mirada atenta…

Tu viajero nada y guarda la ropa. Inteligente forma de recorrer el tiempo y el espacio.

ENHORABUENA, un referencia en Linkgotes es toda una referencia de calidad.

... un beso

CR & LMA
____________________________

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Yo también estoy aquí manteniendo un pie en el fin de los tiempos.
Un saludo

Piel de letras dijo...

Esos deseos, las intenciones de olvidar sin olvido. ¿Dónde andarán ahora mismo?

Besísimos sin olvidos.

virgi dijo...

Estamos aquí y tambíén allí. Difícil ejercicio que nos lleva a no estar en ningún sitio...bueno, ¿pero es que estamos en alguno?
Gwynette, me has dejado cavilando.
Pero eso no impide que te mande un beso fuerte, aunque estés en las antípodas

Tumulario dijo...

Pero quizás lo hizo por que no se atrevió a romper definitivamente con aquello que creía le ataba a la vida conocida.

Un abrazo desde el túmulo

Dara Scully dijo...

Los artistas circenses se arriesgan a dejar los dos pies en el aire. Es su magia.



miau
de
manzana

LlunA dijo...

ays olvidar lo inolvidable...ves a saber donde anda el olvido...solo dejamos de acordarnos de algo por un ratito, mientras lo recordamos, jejje por muy lejos que vayamos, aún ligeros de equipaje...la vida....
Que tal les vacances???!! yo liadilla...pero hasta unos meses no disfrutaré de vacaciones!! ays que rollo...
petonets

Beauséant dijo...

olvidar sin olvido.. para eso no hacen falta equilibrios.. hace falta magia :)

Chachis dijo...

"y mantener la mente en el punto de partida para no conocer la melancolía al encontrarse en lugares extraños" precioso.

Flori dijo...

A veces me gustaría saber hacer malabares para lanzar al aire los recuerdos y que allí se queden. En el aire. Casi sin tocar mis manos. Casi sin alcanzarme.


Precioso el texto. Beso grande

C. Mayo dijo...

Precioso!!!!!