domingo, 28 de diciembre de 2008

miope...



Sus palabras eran más interesantes que sus gestos..será porque yo no llevaba las gafas puestas?.


22 comentarios:

fgiucich dijo...

Hay momentos en la vida que es preferible escuchar que ver. Abrazos.

churra dijo...

Prefiero andar sin gafas ...no quiero ver los granos , los pelitos , las espinillas , la miseria....

Indigo dijo...

Seguro... a mí me va pasando...
Abracitos.

Álter dijo...

Yo pienso que lleva los anteojos para ponérselos a alguien que simplemente no quiere/puede ver algo que a ella le resulta clarísimo. El paso firme y decidido, la postura al caminar... seguro va por alguien medio ciego. ;o)
Besitos y cariños

ahhh dijo...

Yo siempre con las gafas puestas...
y aun así, me pasan desapercibidos muchos más gestos de los que deberían.

un beset

De cenizas dijo...

¡Menos mal que no te olvidaste del sonotone!



besos

mandarina azul dijo...

jaja, eres increíble, ahora además te permites jugar con la ironía... genial.

:)

Arcángel Mirón dijo...

Yo, sin gafas, no veo ni lo que tengo al lado.

Maldita dependencia...

Tanhäuser dijo...

A lo mejor, bien mirado (sin gafas) ni las palabras tenían interés.
Un abrazo

la perdedora ludópata dijo...

¿Las gafas de ver o las de mirar?

Saludos!

Vir

Naty dijo...

Bueno, dicen que el amor es ciego (no sordo)... Creo que a veces no hay gafas que valgan :P

Tesa dijo...

Hola, Gwynette, te había perdido. Pero aquí estoy.
Pues a mí me pasa que soy un poco miope y no suelo llevar las gafas porque me gusta ver con “flou” Me parece más sutil y más misterioso. Además hasta que no veo muy de cerca las caras no sé que expresión me espera y trato de adivinar el estado de ánimo de quien se acerca por sus gestos y por el tono de su voz. Por eso debe ser que soy tan observadora.

Me encantan las fotos que eliges, tus comentarios y la apariencia de tu blog, así que te enlazo a mis moreras para no perderte.
Besos.

LE MOSQUITO dijo...

Alguien dijo: "Obras son amores...". Así, si tenemos en cuenta este dichoso dicho, habría que ponerse las gafas, por ver si los gestos se ajustan a la verborrea del susobicho parlante.
Si decides ponerte las gafas, y a riesgo de sufrir decepciones, te recomiendo que cuenten con protección solar. Ya sabes: hay palabras tan brillantes que pueden eclipsar los gestos, o iluminarlos magnificando falsamente su verdadero valor.
Qué buena entrada, para no variar.
;>)

nomesploraria dijo...

Las palabras están casi siempre libres de muecas.

Irene dijo...

Mejor entonces dejarlas quitadas, no vaya a ser que pierdas el interés.
Besitos

Misántropo dijo...

Al pricipio hay que tener cuidado con las prótesis...

Fíjate que te las pones y le dices de repente que se calle...te quedas sin saber cómo sigue.

Besos.

Gwynette dijo...

Yo no uso gafas ! :-)

FER dijo...

¿Será el secreto para aprender a escuchar? ¿Dejarse las gafas en casa?

Buen blog.

Besos

thoti dijo...

.. aún con las gafas puestas, a veces las palabras son más interesantes que los gestos.. son personas que no han desarrollado la expresion corporal pero le dan al palique que no veas.. :-)
.. saludos, alcachofita..

Entre mareas dijo...

Mejor, porque los gestos a veces sólo adornan palabras sin interes.

No te pongas las gafas hasta que no lo hayas oido todo. La vista a veces engaña.
Además para llevar esas gafas te vas a tener que alquilar unas orejas de elefante,(muy graciosa la foto).

Saludos.

JuanMa dijo...

Pero a veces los gestos dicen lo que las palabras callan...

Besos, Gwy.

Edanmir dijo...

Las palabras suelen ser mas mentirosas que los gestos...pero es tan dulce no ver.