jueves, 4 de diciembre de 2008

el arte, imitando a la naturaleza...



Querían reproducir las notas del oleaje que nunca se silencia.
Sólo se trataba de repetir, nada de complicar lo aparentemente sencillo.
Anclados en la roca, buscaban con exactitud la música del mar. Audaces en su actividad creadora.
Sin fórmula, abstractos y trabajadores.
Nunca hubo un silencio que les diera respiro.
Jamás, la interrupción momentánea del sonido del mar.


Como náufragos a la deriva a pocas millas de la costa, veían cruzar los ferrys, los pesqueros, los barcos de recreo, los mercantes e incluso los cruceros.


En su obstinación por imitar la esencia, olvidaron amigos y familia.Tenaces, obsesionados, incapaces de reproducir la música con fidelidad, improvisaban sobre el risco, exhaustos pero sin darse por vencidos.

Un 4 de Diciembre quedaron aferrados al escollo ante la rompiente de las olas.
Figuras salinas secadas al aire.
Reliquias petrificadas que el mar no destruye, aún sabiendo que querían apropiarse de su sonido milenario.

Y es que el mar/la mar, siempre ha sentido debilidad por los que persiguen una quimera.



"Si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco".
Tchaikowsky


.

30 comentarios:

Isabel dijo...

Qué entrada más preciosa,Gwynette...
Es casi un cuento sobre el sonido del mar y la historia del hombre por querer atraparla;como cuando escuchamos el sonido preso dentro de una caracola...
Bellísimo,amiga.Y es muy cierta la frase...:-)
Un besazo.

Julia dijo...

Para perseguir una quimera a veces hay que atreverse a dejar todo lo conocido detrás.
Precioso como la música del mar!
Besosss.

AMYLOIS dijo...

Que hermoso...que preciosidad, que frase mas certera.

humilde dijo...

....y que grande también el arte de Quint Buchholz.... un saludo....

De cenizas dijo...

Pero captaron el perfecto equilibrio de las mareas... algo es algo.


besos

fgiucich dijo...

Es como si estuviera escuchando una melodìa en su justo equilibrio. Hermoso, amiga. Abrazos.

thoti dijo...

.. ¿pero que hacen esos locuelos tratando de reconstruir una música suficiente?.. ¡a estos se les ha ido la alcachofa! jeje.. ¡que no hace falta que se repita!.. ¡que está bien así!..

.. besitos, alca..

Maybe dijo...

Así es el hombre, siempre tratando de imitar a la naturaleza...
Saludos.

Quejio dijo...

Sinceramente precioso.

Me has llevado al Mar y lo tengo a unos cuantos kilómetros.

Creo que la sensibilidad es recíproca.

Gracias por escribir este post, sobretodo por compartirlo.

Besos lunáticos.

TOROSALVAJE dijo...

Siempre me gusta lo que escribes pero hoy te mereces una ovación.

Que maravilla.

Te aplaudo a rabiar.

Besos.

Ñoco Le Bolo dijo...

Te digo...
Sin palabras. Precioso post que vamos a completar con un enlace como este:

http://aam.blogcindario.com/2007/07/00490-c-debussy-la-mer.html

Y ahora, ya sí podemos volovernos locos.

Besos
_____
_____

Claude Debussy dijo...

Por favor,
hazle caso a ÑocoLeBolo

Gracias
Claude.

semifusa dijo...

Que me lo digan a mí...

El texto que has escrito es una pasada, Alcachofilla.

¡Anda, dame un abrazo!

(Y, para campeona, tú, no yo).

:P

Anónimo dijo...

Buen conjunto. Gracias alcachofa y gracias a humilde .. me estaba preguntando quien era el artista de la imágen, es preciosa .Tomo nota.
J

Des dijo...

"El mar/la mar siempre ha sentido debilidad por los que persiguen una quimera"
Me quedo con eso, ME GUSTÓ.

Besitos ;-)

Hanna dijo...

El equilibrio de la Naturaleza...

... la Música.


Besitos

Churra dijo...

Me gustan los que persiguen quimeras .
Que bonito alcachofa, precioso.
Buen puente .Besos

Anónimo dijo...

Ay!!! Tan lejitos, en esta isla tan maravillosa y perfecta. Calor, mar, montañas, tierra, viento...y los recuerdos al fondo, en el fondo. Lo antiguo, lo pasado, lo que vivimos, lo que dejamos, lo que tuvimos, lo que perdimos. Lo olvidado.

Tumulario dijo...

El violín marcó el ritmo
como olas de madrugada,
luego llegó la viola
con su ola desacompasada.
El clarinete nos enseñaba
que el mar va y viene
en su ritmo,
luego llego el contrabajo
dando color al sonido,
y el violonchelo atacaba
como tormenta de estío.

Un abrazo desde este túmulo marino

Gwynette dijo...

Ñoco: Debussy estuvo por la tarea y acabó su trabajo sin convertirse en estatua de sal..pero el resultado final de sus tres movimientos sobre el mar no son el mismo que buscaban mis "amigos". *_*

Personalmente no me apasiona ese Juego de las olas, no es "ese" el sonido del que hablo, pero sólo el mar podría decirnos si consiguió o no, su objetivo.. =_O

Besitos por: mira que eres colaborador ! :-)

Franziska dijo...

El mar puede ser una metáfora de la vida y ésta siente una debilidad muy especial por los que emprenden la búsqueda de un sueño.

Gracias por tu visita. ¡Hasta la vista, querida amiga!

Piel de letras dijo...

¡Oye!
Retina de viajera. ¡No se publicó mi comentario!
Lo de los riesgos laborales. No debiera uno de quejarse a veces.
;-)

Besitos

P.D. de los arrepentidos se apiada Dios (dicen) jejeje

Laluz dijo...

Pretensiosos???

Nootka dijo...

Me encanta el mar
me encanta la música
pero en el mar sólo me gusta la música del mar.
no me gusta ir a la playa con música que no sea la de las olas, la arena, el salitre o las gaviotas, es lo que quiero decir.
En Zadar, Croacía, o orillas del Adriático, hay un órgano que toca el movimiento del mar, las olas que entran bajo el muelle.

Gwynette dijo...

Piel de letras: has cerrado el blog?????..no me deja entrar, coraçao ! o_O

Piel de letras dijo...

Quise avisarte. De hecho lo publiqué allá mismo, pero no te diste cuenta. No tengo tu correo para darte la nueva dire. Tu tienes el mío. A ver cómo hacemos ¿eh?
¡Te quiero!

Besitos

Gwynette dijo...

Quizás al guardarlo en borrador se perdió la respuesta, no la he visto por ningún lado..a ver, en cuanto a lo del correo, se me han perdido montones de direcciones al instalar y desinstalar cosas del PC y no guardarlo todo. Me he ido allí,a MSN, sabes? pero no se pueden visionar los correos...hummm.
Te pondré el mio aqui dentro de unos días, cuando el post haya bajado un poco y después borraré el comentario, vale?
Ya me contarás pqe cierras

:-(

Besitos

indigo dijo...

El mar no se cansa nunca, alcachofita.
Besote

Inuit dijo...

Es así de seductor el mar y él, el muy pillí se deja,se deja,hasta que nos tiene a punto de caramelo. Así de enigmático es el mar.
Preciosa esa melodía marina.
Inuits

JuanMa dijo...

Sospecho que el mar debió sentirse halagado por los pobres intentos de unas criaturas tan diminutas...

Besos con la marea.