sábado, 28 de febrero de 2009

un poema para el fin de semana...



TRABAJAR CANSA (II) - Cesare Pavese

Atravesar una calle para escapar de casa
sólo lo hace un muchacho,
pero este hombre que vaga
todo el día por las calles ya no es un muchacho
y no escapa de casa.
Hay tardes
de verano en que hasta las plazas están vacías,
se extienden
bajo un sol casi poniente, y este hombre, que viene
por callejas de inútiles plantas, se para.
¿Vale la pena estar solo, para estar siempre más solo?
Con sólo dar la vuelta, las calles y la plaza
quedan vacías.
Desearía detener a una mujer,
hablarle y proponerle que vivan juntos.
De otra forma, uno habla solo.
Por eso en ocasiones
los borrachos se atacan con discursos nocturnos
que recuentan los proyectos de toda una vida.

No es seguro que al ir a una plaza desierta
te encuentres con alguien, pero los que vagan
por las calles
se quedan de vez en cuando.
Si anduviera con alguien
mientras cruza estas calles, la casa sería
donde ella estuviera, y entonces valdría la pena.
Por la noche la plaza vuelve a quedar vacía
y este hombre, que pasa, no mira las casas
tras las inútiles luces, no levanta más los ojos:
sólo siente el asfalto que han hecho otros hombres
con manos endurecidas, tal como las suyas.
No es bueno quedarse en la plaza desierta.
Con seguridad habrá una mujer en la calle
que, si él se lo pide,
querrá llevarlo de la mano a casa.

.

23 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

No hay soledad más grande.
Que bueno es.

Besos.

Maybe dijo...

Buscando con quien compartir las soledades propias y en ocasiones por más compañía que encontremos, mayor es el agobio de la soledad.
Feliz fin de semana.
Saludos.

Emilia dijo...

"¿Vale la pena estar solo, para estar siempre más solo?"

Me lo pregunto a veces, je...

Hermoso poema el elegido y perfecto el giro final. El dar certezas de que hay que intentarlo al menos, porque siempre habrá una mujer/hombre que te lleve de la mano de vuelta a casa.

Un besoo

:)

Franziska dijo...

Estamos condenados a ser seres solitarios. Cuanto antes se acepte mejor será para evitar sufrimientos. La soledad que se vive en compañía es mucho más dolorosa porque ya no deja paso a la esperanza de salir de ese círculo vicioso en algún momento.

Disfrutar de la compañía de los otros, a ratos, en determinados momentos, sirve para no estropear ese tesoro que es tan frágil y que tan presto se puede quebrar. Y este tema me ha hecho recordar a Machado, en sus soledades.

"A mis soledades voy
de mis soledades vengo
porque para estar conmigo
me bastan mis pensamientos"

Que tengas un buen domingo. Un abrazo.

De cenizas dijo...

Calles, plazas...: vacías...
Camas, vidas, almas...


besos

Espérame en Siberia dijo...

Con esa pregunta de la soledad me acordé de otra que la escribió Benedetti: ¿Qué vendrá después de la soledad?
Creo que todavía no le encuentro respuesta.

Muá :]

Paloma Zubieta López dijo...

De pronto es maravilloso sentir que la soledad, también puede llenarte de muchas cosas aunque parezca que vacía. Beso grande, pequeña, y abrazo que aleje a los fantasmas que vagan por las calles de la memoria.

Moony-A media luz dijo...

La soledad se puede convertir en una prisión de la que es difícil de escapar.
Calles vacías, plazas vacías, cama vacía...

Un beso grande.

Tomás dijo...

Adoptemos actitudes nobles y perezcamos con decoro. Se habla muy pronto y se sirve de espectáculo para el dichoso. Pavese, Hesse, D. Thomas.

Lucía dijo...

Me ha parecido tan hermoso, Gwynette.
¿Te importa si lo pongo en mi blog?
Un abrazo.

thoti dijo...

.. y la música del maestro Morricone.. ¡vaya lujazo!.. la fotografía preciosa..

.. bss, alcachofa..

Laluz dijo...

He sentido la soledad mientras leía. Gracias por compartirlo
Beso

fgiucich dijo...

Uno de mis autores preferidos. Gracias por compartirlo. Abrazos.

Madame Vaudeville dijo...

Todo el conjunto me ha hecho llorar... Pero gracias por la belleza.

Ananda Nilayan dijo...

¿Vale la pena estar solo, para estar siempre más solo?... sobre esto podría escribir toda una vida. Mucha belleza y mucha profundidad. Hay que ver qué sorpresas nos traes!!!

jnj dijo...

Imágenes, música, texto. Delicioso.

La imagen final me recuerda a aquellas mujeres de Girondo y su Espantapájaros, que saben volar en el lado oscuro del corazón.

√ Lolylla √ dijo...

Naces y vives solo.....

un abrazo!!!

√ Lolylla √ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Megapili dijo...

Es precioso.

La imagen del hombre tendido en el suelo, rodeado de agua, ese perro que se acerca y se tumba a su lado.. el que nunca le dejará... ¿Quién no ha sido alguna vez ese vagabundo y quién no ha sentido la enorme necesidad alguna vez de ser aquél perro?

Todos morimos definitivamente una vez, pero no dejamos de hacerlo en vida ni durante la muerte.

Besos
Pilar.

Nausicaa dijo...

Q preciosidad. No sé que más decir...

Misántropo dijo...

El oficio de vivir...

Jo! Te imaginas una noche de marcha con Pavese y Pessoa borrachos?

¿A que no?

Sin embargo no está mal que lo propongas para un fin de semana.

Muy bueno, carxofeta.

Le Mosquito dijo...

Es un precioso poema; también para un miércoles.
Gracias.

Bohemia dijo...

Te leo un jueves y este poema me ha caido de tu blog...precioso!

Bss