sábado, 12 de abril de 2008

gramíneas...


Ayer, volví a comprar flores.
Lo mío, visto mi alergia al polen, es una estupidez bastante considerable. Sólo cruzar la puerta de la floristeria y antes de llegar al mostrador ya me despaché con dos estornudos, me rasqué el dedo índice de la mano izquierda y mientras me acercaban las dos plantas elegidas para envolverlas, arrugué la nariz por no frotármela, apenas diez segundos después cuando ya estaba pagando, sentí que la lengua se ensanchaba en mi boca -el lado derecho cogía espacio y me apretaba las muelas- estaba deseando salir rápido de aquella habitación de pequeña tortura..y de la carnívora que instalada decorativa al lado de la caja registradora, parecía faltada de nutrientes y me miraba maliciosamente, la verdad no sé con qué intenciones.
Compré tierra, tiestos grandes, y me sentí como una auténtica jardinera al llegar a casa, mirando al cielo porque la luz se apagaba y un tono gris plomizo se extendía amenazando lluvia. Si, finalmente llovió, aunque más tarde.
Hice cambios, me puse perdida con la tierra abonada: que olor, que esponjosa textura. Ay, papá Proust, que recuerdos me vienen de la niñez cuando toco tierra fértil.
Después de varias idas y venidas -mala compra de tiestos, demasiado pequeños, y vuelta otra vez a la tienda de los horrores- más trajín de tierra, ummm, pero que embobada me quedé, que distribución, que resultado final el de mis balcones..aunque, qué le pasa a este limonero con solo dos limones? y el pequeño ciprés que no crece más porque no le da la real gana, celoso como está, con cara de cementerio porque ambiciona la tierra de su vecina la hortensia. Se lo he dicho: no, que no, que no hay más espacio, que hay que repartir...
Son como niños.
Hay algo más contradictorio que apasionarnos por las cosas que nos hacen daño?.

.

22 comentarios:

humilde dijo...

....sentir amor por ellas.... porque de la pasión al amor....

FER dijo...

Eso es el amor, ¿no? ;-)

Eva dijo...

Es que tenemos un punto masoquista de lo más peligroso ;-)

Un beso floral.

TOROSALVAJE dijo...

Es raro de narices.

Quizás te sirva de vacuna.

Besos.

fgiucich dijo...

Por eso, muchas veces, la pasión por aquello que nos daña nos lleva por caminos complicados. Pero, finalmente, amar lo que duele, es parte de la vida. Abrazos.

De cenizas dijo...

¡Estás sembrada!
Plagado de genialidades... el ciprés con cara de cementerio..
Y el final, de antología. El que quiera(o pueda) entender, que entienda.

besos

thoti dijo...

.. ¿has probado plantar alcachofas?.. ocupan poco espacio, no son alérgicas y están de ricas.. :-)
.. besitos gramíneos..

<< Lolylla >> dijo...

lo prohibido siempre llama....

Un abrazo!

goroka dijo...

Mira de buscar un antídoto es preferible,un besiño!

Maybe dijo...

Los seres humanos somos un manojo de contradicciones...
Pero a pesar de tu alergia podr�s disfrutar de tu hermoso balc�n colmado de verdor.
Saludos.

Camille Stein dijo...

Uno de mis médicos, en plena crisis alérgica, me había comentado entre risas y admirado por la fiereza de los estornudos que le regalaba, que la alergia era un exceso de defensas del organismo... O sea, que yo me defendía de algo que me entusiasmaba. Ahí empecé a comprender que algo marchaba irremediablemente mal... Me vengué con un húmedo estornudo sobre su estetoscopio.

Un beso.

Arcángel Mirón dijo...

Eso de apasionarnos por lo que nos hace daño es una costumbre que no entiendo pero que comparto. La naturaleza humana es curiosa.

:)

errante dijo...

como ya te han dicho eso se parece el amor, ¿y acaso no son además bellas las plantas?

Piel de letras dijo...

Poco veneno no mata, alcachofilla guapa. Es el encanto de las pasiones, casi todas son como toxinas. Cuando no para el cuerpo, para el alma. Pero hay que darle gusto al gusto y después ¿Quién nos quita lo bailado? ;·)

Besitos y antialérgicos.

Anónimo dijo...

Bello, bello

Pau Llanes dijo...

¿Y por qué tantas veces asociamos "lo que nos hace mal" con el amor? Será pues una frase redicha... desemantizada por su uso... Me gustan las flores, que germinen y desfloren... a lo mejor sus efectos indeseables son el impuesto revolucionario por sus bondades terapeúticas... o qué sé yo... saludos... Pau

Mandarina azul dijo...

¿Qué tendrán las flores que, además de provocarte alergia, te inspiran para escribir de esta manera?

Tu pregunta final es apoteósica.

:) Besos, Alcachofilla.

Sibyla dijo...

Tu post me ha recordado que tengo que arreglar las macetas de mi balcón. Hace días pensé en comprar pensamientos y margaritas, quiero colores alegres, s´tambien manosearé la tierra esponjosa, tengo a mi favor que no sufro de alergia...

Besitos:)

Churra dijo...

No cambiaremos nunca......
Besitos .
(yo tambien me voy a comprar flores para mi terraza , pero no soy alergica ..milagrosamente me gusta aalgo que no me hace daño , eso si yo a ellas las machaco, no tengo mano )
Besos

Pau Llanes dijo...

Hola, soy Pau Llanes... (martes, abril 15, 2008)

AVISO: ALGUIEN HA SUPLANTADO LA IDENTIDAD DE PAU LLANES Y VA HACIENDO COMENTARIOS DESPECTIVOS EN MI NOMBRE EN BLOGS CONOCIDOS Y DESCONOCIDOS...

Como saben los que asiduamente vienen a “Arterapia Sentimental” ése no es mi estilo ni modo de expresarme en los comentarios en vuestros blogs… Los que entráis indignados sabed que yo lo estoy igual o más que vosotros… y espero que con ayuda de todos podamos librarnos de esa plaga lo más pronto posible. Os agradecería consejos al respecto. La prueba más evidente de esta suplantación la tenéis en el logo de Blogspot que aparece a la izquierda de los comentarios auténticos, ya que yo siempre los hago desde mi cuenta. En el caso del/a impostor/a su logo es un peón de ajedrez, es decir anónimo… Lo que hace es direccionar a la URL de este blog… Por favor, os ruego borréis esos comentarios que no me pertenecen. Gracias por vuestra comprensión y disculpad estas molestias indeseables… Sed bienvenidos siempre a la lectura de “Arterapia Sentimental”… Un abrazo: Pau Llanes, su servidor...

Lia dijo...

...vividas con pasión hacen menos daño...
Me encanta tu blog..
Un beso..

ahhh dijo...

Contradictoria es la vida entera, así que por qué no iba a serlo tu amor por las flores? Y eso es amor de verdad, del que se sobrepone al dolor que produce aquello que se ama, para disfrutarlo plenamente....

Un beset carxofeta, y que tus flores no te hagan llorar mucho ;-)