lunes, 22 de enero de 2007

Pablo Neruda







"Una alcachofa emperifollada y algo rechoncha dio un paseo en olla express y a su llegada a la ensalada dio un suspiro y se deshojó. Con gran frescura Doña Alcachofa quedó desnuda y todos vieron su corazón."¡Qué cosa tierna, qué suavidad!" dijo la dueña de aquel lugar, y las alverjas, las habichuelas, los pepinillos y la lechuga, más bien celosos, dictaminaron: "¡Se va a resfriar!"


-Grácias Pablo Prensa-
http://pabloprensa.blogspot.com/



7 comentarios:

IrV dijo...

Hola!!

Que gran corazón el de la alcachofa. Y si lo cocino? jajajajaa

:)

Perdón por la ausencia. Pero ya sabes... cuando uno regresa de vacaciones, adaptarse a la velocidad de la realidad, cuesta trabajo.

Muchas entradas eh! Tendré que ponerme al corriente.

Saludos y besos!

Freyja dijo...

me encanta Neruda
gracias amor por tus saludos donde Serrat
te dejo besitos y una linda semana
cuidate



besos y sueños

angeldreams dijo...

En el mundo muere más de envidia que de cáncer...!

Besos hermosa.

ahhh dijo...

Pero que palabras más bonitas.
Tú no le hagas caso ni a la lechuga ni al tomate (que si está tan rojo es por la envidia y nada más). Tu sigue así, desnudando tu corazón sin vergüenza, hoja a hoja, para que esta ensalada en la que vivimos todos esté un poco más rica :-P

un beso

valeria dijo...

Que rica ensalada, con corazones tan tiernos...
A qué hora se come en tu casa, dices?, jaja
Un beso, Gwynette

shysh dijo...

hoy no peles alcachofas, que se resfriarian fijo. 1 abrazo


yur atenshion plis
gran CHOLLAZO

sietevidastieneelgato regala 4 entradas pal cumple de Elton John.
Pasense por el blog susodicho y lean las bases del concurso.
No deje de perder esta oportunidá.
Trasporte a cargo de los premiados, no lo vamos a poner to nosotros.

pabloprensa dijo...

Expreso un "Mea Culpa" porque tal vez no fui claro sobre la autoría de este texto, amiga Gwynette. Fue escrito por Clarisa Ruíz en su libro para niños "Palabras que me gustan". Si puedes corregir el crédito, te lo agradezco.

La Oda a la Alcachofa de Pablo Neruda es otra y dice así:

"La alcachofa
de tierno corazón
se vistió de guerrero,
erecta, construyó
una pequeña cúpula,
se mantuvo
impermeable
bajo
sus escamas,
a su lado
los vegetales locos
se encresparon,
se hicieron
zarcillos, espadañas,
bulbos conmovedores,
en el subsuelo
durmió la zanahoria
de bigotes rojos,
la viña
resecó los sarmientos
por donde sube el vino,
la col
se dedicó
a probarse faldas,
el orégano
a perfumar el mundo,
y la dulce
alcachofa
allí en el huerto,
vestida de guerrero,
bruñida
como una granada,
orgullosa,
y un día
una con otra
en grandes cestos
de mimbre, caminó
por el mercado
a realizar su sueño:
la milicia.
En hileras
nunca fue tan marcial
como en la feria,
los hombres
entre las legumbres
con sus camisas blancas
eran
mariscales
de las alcachofas,
las filas apretadas,
las voces de comando,
y la detonación
de una caja que cae,
pero
entonces
viene
María
con su cesto,
escoge
una alcachofa,
no le teme,
la examina, la observa
contra la luz como si fuera un huevo,
la compra,
la confunde
en su bolsa
con un par de zapatos,
con un repollo y una
botella
de vinagre
hasta
que entrando a la cocina
la sumerge en la olla.
Así termina
en paz
esta carrera
del vegetal armado
que se llama alcachofa,
luego
escama por escama
desvestimos
la delicia
y comemos
la pacífica pasta
de su corazón verde".

Un abrazo