viernes, 23 de noviembre de 2007

copy-paste ...


No quería oirlo. No le gustaban sus palabras. Las revolvió todas, mezcló bien las letras. Y de la ensalada del lenguaje rescató al azar en un copy-paste mental, el término: antagonista. Tuvo la certeza que era importante en la trama aunque que siempre estaría en oposición, y que finalmente, en aquel culebrón de idas y venidas nunca sería la protagonista...
:

13 comentarios:

nomesploraria dijo...

Siempre sales guapísima en todas las fotos. El que te las hace seguro que sabe mucho.
Aunque tengas cara de que te hayan dado un disgustazo, estás guapa igual.

Nerim dijo...

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Benedetti

Un abrazo

Gladys Pinilla dijo...

ay niña que cosa mas bonitas quescribe usted que me llegan a lo mas hondo de mi ser pero se le puso el rostro de andar mal de los adentros no mas

Arcángel Mirón dijo...

Pero el antagonismo es necesario!! No puede ser todo idéntico...

Un apapacho.

CurroClint dijo...

Un protagonista no es nadie sin un buen antagonista que le dé la réplica, y si el antagonista acaba imponiéndose, se intercambian los papeles... Pero entonces sería ya otra historia. Lo bueno que tiene la vida es que podemos elegir el papel que queremos representar en ella. Y debemos luchar por la libertad de poderlo elegir...
Una ráfaga de besos.

Edanmir dijo...

Muy masculina esa foto, no quiere oír y cierra los ojos. Buen finde.

Jin dijo...

creo que a veces nos iría mejor si hiciéramos un copy-paste mental de algunas conversaciones/discusiones. podría ser como transformar el veneno en néctar, o al menos en algo menos áspero de tragar...? algunas rudezas del lenguaje se podrían transformar en caricias psicológicas??

eSadElBlOg dijo...

ante algunos protagonistas, definitivamente prefiero ser antagonista.

thoti dijo...

.. ser oposición en ocasiones entraña personalidad y agallas.. no es tan malo ser actor secundario de según que culebrones.. :-)
.. besos, a ráfagas, desde mis colinas..

fgiucich dijo...

Hay instantes de la vida donde es mejor no ser el protagonista. Abrazos.

Katty dijo...

El protagonista no sería nada sin el antagonista. Seguramente se necesitan xD

Eva dijo...

Yo he acabado especializándome en papeles secundarios, no está muy reconocido mi trabajo, pero a mí me encanta. Por fín he conseguido ser algo más que atrezzo. Protagonista para la próxima vida.

LE MOSQUITO dijo...

...finalmente, en aquel culebrón de idas y venidas nunca sería la protagonista...

Pienso que debería quedarse en el sitio y jugar su rol con responsabilidad; entendiendo que las etiquetas son subjetivas y aleatorias; tanto, que aquí, sin dudas para mi, ella es la protagonista.
No hay infierno si uno no prende la cerilla.