lunes, 18 de diciembre de 2006

pequeña Gwyn


















El tiempo de invierno esconde tristezas, madre gélida descarnada y cruel. Nacen perdidos por el mismo toque del frío, recuerdos de infancia y olores marineros (por el vestido marinero). Marinera, en ciudad de cemento, marinera en ciudad de telares. Y el frío en los dedos, pequeñas manos que se mueven entre ramas, entre hierbas, entre musgo, entre barro, haciendo barcos, imitando a los de papel. "Ahora me voy a América!".."adios niña! ".."qué pequeña es!" . Y yo, capitana intrépida siempre, sentada en el imaginario mástil mayor, representa que me pierdo entre olas invisibles...a toda vela !

.

12 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Mientras te leía, recordaba al Alberti de Marinero en Tierra

Valeria dijo...

Tú navega, siente el viento desde ese barco, pero aún lejos, vuelve para contarnos tu singladura cada día.
Un beso, Gwynette

fgiucich dijo...

"Viento en popa a toda vela, mi velero bergantín..."Abrazos.

Reflex dijo...

Tierra "nueva" a la vista :) ¡Buen viento!

Gracias por el abracito de alcachofa, un abracito también para ti.


(si, son fotos que yo he sacado :)

angeldreams dijo...

" componte niña , componte!! que ahí viene tu marinero, con ese bonito traje....." conoces esa cancioncilla de juegos infantiles antiquísima? por lo menos aquí en Colombia es muyyyy conocida por las niñas pequeñas, la cantan y bailan en los colegios a la hora del recreo.
Un abrazo Gwynette y aunque este jueves 21 me voy por unos dias, espero me dejes notitas de cariño de vez en cuando, me alegran tanto tus abracitos de alcachofa.... ;))

Luis Eduardo dijo...

Navega niña, navega... surca los oceanos de cemento buscando el horizonte que se pierde entre las luces artificiales... no oigas el canto de las sirenas roncas, evita la tentación de unirte en su melodía eterna... aférrate a tu mastil y no te dejas vencer por la tormenta del tedio y la rutina... el sol te espera al otro lado del horizonte, después del fin del mundo, donde un faro nos guía el camino para que no choquemos contra las rocas de asfalto y logremos llegar al infinito astro de la felicidad... navega...

Un beso directo a tu corazón de alcachofa

Marieta dijo...

wow qué lindo lo que escribes, qué linda foto...
me da por pensar en lo más esencial, en la niñez...:)

Sintagma in Blue dijo...

Naveguemos, pues, naveguemos.

Sintagma in Blue dijo...

Naveguemos, pues, naveguemos.

Quejio dijo...

Qué bonito lo que he leído...Me ha recordado lo que a veces siento en verano esperando a que llegue el invierno.

Saludos lunáticos de una que está invernando...jejeje ;-)

Indigo dijo...

A navegar, a navegar, hasta... donde nuestras velas nos lleven. Eres muy generosa. Gracias por los piropos, que son recíprocos. Un besazo.

Gwynette dijo...

desde aquel día navegué mucho..pero no creo haber llegado a ningún buen puerto!..aunque no desisto..

abracitos de alcachofa