viernes, 29 de diciembre de 2006

hoy he ido al súper...















H
oy he ido al súper a comprar las cosas típicas para el fin de año: cava, uvas, etc etc..después de
una larguísima cola que me ha puesto de los nervios, al ir a pagar y franquear el espacio que hay entre: estoy sacando los productos de la cesta, con el de: lo pongo todo dentro de las bolsas, ha empezado a pitar la alarma desacompasadamente, cosa que ha despertado una gran curiosidad entre todos los que estaban detrás mio.. ligera agitación, cuellos alargados, sonrisas maliciosas, comentarios por lo bajín...y yo nerviosa, he tenido que v a c i a r el bolso. Mi bolso de a diario, no es un bolso común, es como si me fuera de fin de semana, dentro de él, hay los objetos racionales que todos llevamos: agenda, monedero, gafas de sol, de no sol, blog, bolígrafos varios, móvil..a las cosas más absurdas e innecesarias- por qué ?, ni idea!-. Sonrojada he puesto a la vista de todo el mundo -y sobretodo de la sempiterna cabreada cajera- mi mundo íntimo...y en el fondo de todo ha salido el delincuente que ha hecho sonar la alarma: el código de barras de un libro!. He pensado que era una curiosa metáfora y se me ha escapado una risita nerviosa, después de reinsertar mis objetos apresuradamente, sin orden ni concierto -el bolso, bien mirado, parecía un pavo relleno de navidad- he puesto cara neutra al personal que se ha quedado descuadrado y sin cotilleo.
Os lo digo, estáis avisados, en según que sitios no es necesario ir con un libro..o si?.. o ni?.

.

6 comentarios:

Tanhäuser dijo...

Si ya lo dijo al sabio: "del mucho leer y el poco dormir se le secó el cerebro". Dentro de unos años es posible que al que lleve un libro en el bolso le den la compra gratis, más que nada porque será tratado de bicho raro.

Un saludo y ojo con las uvas.

Nocheoscura dijo...

En un supermercado casi me dejan a mi en pelotas porque sonó una alarma, lo malo era que todo lo que llevaba puesto (menos ropa interior) me lo había comprado de allí por la mañana y no le habían quitado las alarmas.

¡Feliz Año Nuevo!

El detective amaestrado dijo...

A quien se le ocurre, ir armada con un libro a un supermercado...
A propósito, ¿como nos rehace la susodicha empresa del sonrojo?

ahhh dijo...

Ni, ni, ni, ni.
(como dirían los Monty Pithon en "los caballeros de la mesa cuadrada", je,je).

Que los libros son peligrosos, eso cierto, tan cierto como que en el bolso de una mujer cabe todo un mundo.inimaginable -para un hombre, claro-
Mira, ahora que lo estoy pensando y dado que ya no quedan sitios descubrir, creo que voy a hacerme explorador de bolsos; me agenciaré un salacot y un buen machete, y me internaré en ese misterioso mundo hasta que consiga desvelar todos sus secretos.
Es un empresa arriesgada, soy consciente de ello, pero hay veces en que uno va en busca de aventura...


Deseadme suerte!!!


:-)

Gwynette dijo...

ahhh..que no et passi res !

la carxofa

Pedro Terán dijo...

Pobre Gwynette. Menos mal que no llevas código de barras en las alas.